Gimnasia y Esgrima de Mendoza 3 - Villa Dálmine 1

Gimnasia y Esgrima de Mendoza venció por 3 a 1 a Villa Dálmine, en el Estadio Víctor Legrotaglie. Los goles del lobo mendocino fueron de Ramón Lentini, Lucas Carrizo y Cristian Llama, mientras que para el violeta había marcado Nicolás Del Priore. 


Foto: @webdelviola

Ambos equipos llegaban con la necesidad de sumar en este partido, de cara al futuro inmediato luego de empatar la fecha pasada como visitantes. El elenco mendocino para meterse en zona de reducido y buscar un ascenso a la Superliga, en tanto que el viola alejarse de la zona baja de la tabla.

Los primeros 45 minutos del encuentro dejaron entrever una fuerte iniciativa del local convencido de querer quedarse con los 3 puntos ante su público. Tuvó ocasiones muy claras, como el derechazo dentro del área ejecutado por Renzo Vera pero que tapó Marcelo Ojeda. Luego, Diego Mondino cabeceó sólo y pasó muy cerca del palo izquierdo del 1. Una de las figuras, Cristian Llama, hizo uso de su buena pegada aunque no logro concretar por la buena actuación del arquero visitante. 

En el equipo de Lucas Bovaglio, debutó Fernando Brandán como delantero junto a Catriel Sánchez, que aportó su experiencia y velocidad para comandar los ataques. Las opciones más claras de gol estarían de la mano de Brian Orosco, que remato apenas arriba del travesaño de Tomás Marchiori. Unos minutos después sacaría un zurdazo que mandó el arquero del lobo al córner.

La primer campanada no tardaría en llegar sobre tierras mendocinas, con el gol del equipo de Campana tras una jugada que elaboró el 10 violeta, metió un pase entre líneas a Catriel Sánchez, definió, rebotó en un jugador de Gimnasia y quien no perdonó tras esta acción fue Nicolás Del Priore, que marcó su primer gol con la camiseta de Dálmine. Inmerecido por lo que había hecho el local pero no fue efectivo en el arco de enfrente.

En lo que resto de la segunda etapa se vió el dominio repetido de Gimnasia, que salió decidido a darlo vuelta y quedarse con la victoria. Diego Pozo hizo un cambio ofensivo sacando al lateral izquierdo, Leandro Aguirre e ingresando Ignacio González como volante izquierdo, retrasando a Lucas Carrizo de 3. El primer gol en Gimnasia no demoró llegar, luego de un tiro libre ejecutado por Llama, que caería en la cabeza de Lentini definiendo sólo ante la presencia de Ojeda. Golpe duro para la visita que no la pasaba bien en esos tramos del partido. 

Cuando quedaban pocos minutos para el cierre, el 10 del lobo ejecutó un centro que rechazó Germán Lesman de cabeza para el mismo lado del córner, le quedó el balón a Llama, tiró el centro y convirtió de cabeza Lucas Carrizo después de otra desatención defensiva. Luego de esto, Bovaglio mando a la cancha a Nicolás Femia para empatar el partido y quedando expuesto en defensa. Sobre el final, el pituco terminó de liquidar el encuentro a través de una contra que quedó fuera del área en manos de Cristian Llama que saco un zurdazo al ángulo del 1 violeta, convirtiendo un verdadero golazo. 

Gimnasia de Mendoza logró concretar una más que merecida victoria, superior en cuanto a ocasiones y las desatenciones defensivas en Villa Dálmine. Por el lado de la visita, mucha bronca porque tenía los 3 puntos en sus manos y no supo controlar las acciones desde el juego. 

En la próxima fecha, Gimnasia visitará a Atlético de Rafaela en el Nuevo Monumental, mientras que Villa Dálmine recibirá al escolta Sarmiento de Junín en Campana. 

Autor: Leandro Corzo / @leanncorzo