Entre la tabla de arriba y la de abajo

Villa Dálmine está con la expectativa de alejarse de la zona de abajo y empezar a subir posiciones, para ingresar al reducido cuando se reinicie el torneo por el Coronavirus.

Foto: @webdelviola

El fútbol argentino se encuentra parado debido a la pandemia mundial conocida popularmente como Coronavirus (COVID-19). Sin embargo, los jugadores dirigidos técnicamente por Felipe De La Riva realizan rutinas personalizadas en cada uno de sus hogares para no perder el ritmo, desde el aspecto físico. En tanto que el último partido disputado por el elenco de Campana fue hace aproximadamente dos semanas, contra Deportivo Riestra en el Bajo Flores donde empato por 1 a 1.

Aún restan por disputarse 9 fechas en total, de las cuales deberá afrontar partidos clave para lograr su objetivo como los de Chacarita, Tigre, All Boys y Quilmes. La premisa en cuanto a estos encuentros y los que quedan será sumar la mayor cantidad de puntos posibles para alejarse de los puestos de abajo; como también subir escalones para llegar a un hipotético reducido.

La vuelta del dt charrúa generó un importante cambio de aire dentro del plantel, donde se están comenzando a plasmar nuevas ideas en el estilo de juego de cara al futuro. Tras la salida de Lucas Bovaglio que dejó más malos resultados que buenos pero por momentos hubo buenos pasajes de fútbol en algunos partidos que mereció mucho más. 

Cuando se termine este torneo, llegará el momento que el actual dt elija cuales serán los jugadores que continuarán bajo sus órdenes y los pedidos que hará para reforzar a un plantel de edad promedio muy joven de entre 21 y 25 años, para darle mayor experiencia. Pero antes que nada buscará culminar de la mejor manera el actual torneo, que es una incógnita cuando volverá a disputarse por el Coronavirus.

Firma: Leandro Corzo / Twitter: @leanncorzo