En una lluvia de goles, el Atalanta pasó a cuartos

En el encuentro de ayer, los "Negriazules" derrotaron 4 a 3 al Valencia correspondiente al encuentro de vuelta por Champions League, y Josep Ilicic convirtió un poker para los italianos. 





Si bien hubo una lluvia de goles, la "Diosa" se llevó la llave de los octavos de final, en un encuentro electrizante. Si bien la ventaja en su casa con un rotundo 4 a 1 demostraría a un equipo español casi destruido para la vuelta, algo que no fue así. Ilicic terminó siendo figura para los italianos y le permitió a su equipo pasar a la siguiente fase, a pesar de tenerla difícil en el estadio de Mestalla completamente vacío por el Coronavirus. 

En la primera parte, donde el silencio se hacía eco en los pasillos de la cancha, los de Bérgamo se impusieron rápido arriba en el marcador. Como un rayo se desmarcó y como una lanza atravesó la defensa del local hasta conseguir ser derribado dentro del área. Como si fuera poco, desde los 12 pasos, el esloveno convirtió el primero con un remate al medio con tan solo 3' minutos en el reloj.

De apoco, el Valencia no encontraba los espacios en ataque y la mejor manera de sorprender fue probar desde afuera, algo que comenzó hacer Rodrigo con un potente zurdazo a los 8', pero el guardameta Sportiello la despejó con mucha seguridad. A los 20', llegaría la igualdad para las casacas blancas. Un gran pase filtrado para que el francés Gameiro con su olfato goleador y sus cualidades técnica, solo necesitaría de dos toques para conseguir el empate.

Faltando escasos minutos para que finalice la primera parte, el árbitro concedió luego de revisar el VAR, un penal a favor de la visita ante una mano dentro del área. A los 43', nuevamente Josep Ilicic convalidó con otro gol de penal, pero esta vez el remate terminó siendo cruzado junto al palo.

Ya en la segunda mitad, la "Diosa" comenzó muy enchufada y sorprendió a Cillesen con un violento remate del mediocampista Freuler, pero el travezaño le dijo que no. Los dirigidos por Celades López explayaban sus ataques por las bandas. Apostaron por arrimar a los laterales más en ofensiva y relegar al contrincante  en su cueva. Esto le permitió a los españoles nuevamente igualar el marcador a los 50', con un estupendo centro al corazón del área. El gran cabezazo de Gameiro demostraba que todavía no estaban vencidos.

De apoco los "Ches" iban moldeando su estrategia dependiendo de como se encontraba el adversario. Si bien el empate lo fueron a buscar, esta vez desde una contra muy bien comandada por el mediocampo, sin dejar de lado el grosero hueco que dejaron los centrales del rival, regalando le la oportunidad a  Ferran Torres para convertir un golazo. Supo esperar al guardameta sin apresurar se y con un toque sutil ponía al Valencia todavía de pié.

Luego de tener una oportunidad el Atalanta de la mano del colombiano Zapata, esta vez el número 72 comenzaría a vivir un encuentro soñado. La comenzó él y la finalizó sin problemas. Gran manejo con la zurda hasta pisar el área dando  la razón a su instinto antes de pasar la, para definir con un zurdazo cruzado ante el pésimo achique de los defensores. Faltando un puñado de minutos para el pitido final, el esloveno convirtió un poker. Afilado de cara a portería, denotando ser un nueve nato, dejó una gran imagen en su último grito colgando la en el ángulo. Nada que hacer el ex arquero del Barcelona ante un disparo preciso y muy esquinado, donde llegó a su quinto tanto en 7 encuentros.

Ya en tiempo agregado, Gameiro se quiso despedir del certamen con otro grito más, pero el mano a mano se lo ganó el arquero y el despeje terminó saliendo por la línea del corner. Con un global 8 a 4 para los italianos, los comandados por Gasperini aguardan de que finalicen las otras llaves para saber con quien jugará. Por parte de la Serie A, se encuentra pausada por el Coronavirus.





Por: Nicolás Dodino.