Empezó con el pie izquierdo

El equipo del técnico interino, Guillermo Morigi, empezó mal la Copa de la Superliga tras caer por 1 a 0 frente a Independiente en Avellaneda.



En los primeros minutos fue un partido muy impreciso en donde se notaba que los dos equipos se buscaban conocer y no querían arriesgar demasiado.

La primera clara la iba a tener el fortin con una contra conducida por Maximiliano Romero quien definía de afuera del área muy cerca del poste izquierdo de Martin Campaña.

El equipo de Lucas Pusineri insistía buscando mediante asociaciones cortas y sin trasladar mucho la pelota.

Ya en el segundo tiempo la primer clara también iba a ser de el Fortín, con un gran desborde de Tomás Guidara por derecha, que termina en un centro y que Thiago Almada la empuja, pero finalmente en el medio estaba el nueve de Velez y se cobró posición adelantada.

La próxima jugada iba a ser la polémica de la tarde, tras una buena jugada colectiva del rojo, Fabricio Bustos pisa el área y Lucas Hoyos los obstruye en su camino, el árbitro Mauro Vigliano iba a decretar el penal.

Tras varias quejas en el equipo visitante, el equipo encargado de ejecutarlo iba a ser Silvio Romero, a quien poco le importó lo que se hablar, el nueve del rojo lo cambiaba por gol y sellaba el resultado definitivo.

La era post Heinze no arrancó de la mejor manera para Vélez. Ahora queda aguardar a que la semana entrante asuma el nuevo técnico al cual apunta la dirigencia.

Mauricio Pellegrino sería el candidato de la CD de la Liniers para poner en marcha la "flaconeta".

Tomás Leone / @_tomasleone