Empate que no le sirve a ninguno


Por la fecha 26 de La Liga, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone igualó 1-1 ante el Espanyol de Barcelona en el Power8 Stadium y no pudo sacar diferencia de puntos a los equipos que están cerca de los puestos de Champions.


FOTO (@Atleti): Saúl, con la igualdad, mantiene a los suyos en puestos de copas.


En tierras catalanas, el Atlético de Madrid y el Espanyol repartieron puntos que poco les sirve a ambos. Los madrileños necesitados de separarse de la Real Sociedad (a 1 punto de arrebatarle el puesto de Champions) y los de Barcelona que buscan escaparse del fondo de la tabla, para no caer a la segunda división.

Con problemas a solucionar, ambos equipos les costaba pensar con claridad. Aun así, las situaciones y el peligro llegaban por parte de las dos escuadras. Primero fue Ángel Correa que obligó a Diego López. En respuesta, Wu Lei y Bernardo Espinoza trataron inquietar a Jan Oblack desde la pelota parada.

Pero con el correr de los minutos, los Periquitos encontraron el talón de Aquiles del colchonero y por esa vía llegó el primer grito sagrado. Wu Lei escaló por la banda izquierda donde encontró espacios para explotar y asistió a Raúl de Tomás que solo tuvo que rematar. Eso sí, hubo un poco de fortuna porque cuando Stefan Savic trató de cortar, terminó desviando la pelota a su propio arco.   

A partir de ahí, solo hubo un equipo. Los locales, con la confianza obtenida a los 24 minutos, se empezaron a animar un poco y fueron dominando gran parte del primer tiempo. En consecuencia, los madrileños, su única respuesta fue una chilena de Felipe Monteiro que poco daño provocó.

Sin embargo todo cambió en el segundo tiempo. A nada de haber iniciado el complemento, los dirigidos por Diego Simeone lograron igualar el duelo. Saúl Ñíguez obtuvo una pelota rechazada en la puerta del área y este sacó una volea inatajable para empardar el match a los 46 minutos.

Tras la igualdad, los roles se invirtieron. El Atlético empezó a dominar y el Espanyol a correr de atrás. De todas formas, el nerviosismo se hacía notar porque ninguno se conformaba con el empate. Por ende, el duelo finalizó en tablas y todo sigue igual: los de Simeone en los puestos de Champions con lo justo, sin sobrarle nada, y los Pericos en el fondo de la tabla que solo le sirve sumar de a tres.

Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97