El PSG avanzó a la final con una goleada al Lyon

Con tres goles de Kylian Mbappe, uno de Neymar (de penal) y otro de Pablo Sarabia, el conjunto parisino venció en el Groupama Stadium 5 a 1 al Olympique, que se había puesto en ventaja mediante el gol tempranero de Martín Terrier. De esta manera, los dirigidos por Thomas Tuchel pasaron a la final de la Copa de Francia, donde esperan por el Saint-Étienne o el Stade Rennais.


Como ya es costumbre, el Paris Saint Germain vuelve a estar en una final de la copa francesa. Aún sin jugar bien, los parisinos hicieron pesar la jerarquía individual de sus jugadores, y gracias a un Kylian Mbappe endemoniado lograron un triunfo abultado, pero a la vez muy complicado por el gran planteo que hizo el Lyon en el primer tiempo y en los 15 minutos iniciales de la segunda etapa. Sin dudas el Olympique no mereció perder, pero todo lo que habían mostrado en 60 minutos de juego se derrumbó tras sufrir la expulsión de Fernando Marcal, y fue allí donde Mbappe y Neymar sacaron a relucir sus grandes habilidades para iniciar la remontada que culminó en goleada.

Desde el inicio del primer tiempo, el Lyon ya mostraba lo que tenía planeado para el encuentro: presión alta y constante a la defensa, cerrar filas y también atorar mucho en el medio para que los volantes y los delanteros no circulen la pelota libremente. Y gracias a esa presión fuerte, llegaron a abrir el marcador rápidamente. A los 11 minutos, Houssem Aouar robó la pelota tras una mala salida del fondo del conjunto parisino, se la dio a Karl Toko Ekambi, y el delantero camerunés habilitó a Martin Terrier en el área, que la colocó de primera al segundo palo. Con este tanto, los Leones pasaban al frente en el marcador. Pero la alegría les duro poco, ya que a los 14 minutos el PSG empató el partido. Tiro de esquina ejecutado por Pablo Sarabia, que anticipa en el primer palo Layvin Kurzawa de cabeza, y luego aparece Mbappe por el otro palo para empujarla abajo del arco. 


Con la igualdad en el marcador, el encuentro se hizo muy parejo. Los parisinos trataron de tener siempre la posesión de la pelota, pero sin poder ser precisos y de tener ocasiones claras. Mientras que los del Ródano impusieron igualdad de condiciones, aunque también con varias imprecisiones y con pocas llegadas al arco. La más clara de los Gones fue un mano a mano de Terrier, tras una gran habilitación de Lucas Tousart, que desperdició increíblemente rematando a las manos de Keylor Navas. Y a pocos minutos del final del primer tiempo, el PSG estuvo a punto de dar vuelta el marcador. El conjunto de Thomas Tuchel salió con categoría del fondo, y ante la presión del Lyon, lograron salir adelante y tirar el centro, y allí en el área estaba sólo Edinson Cavani, que remató de volea y la pelota se estrelló en el segundo palo. 

En el comienzo del complemento, el Lyon salió con todo para anotar su segundo gol del encuentro. Los dirigidos por Rudi García empezaron a llegar con mayor profundidad por las bandas y parecía que se llevaban al Paris Saint Germain por delante. Sin embargo, a los 15 minutos de la segunda etapa, Mbappe encaró por la banda izquierda y lanzó un centro para Cavani, que fue anticipado con la mano por Fernando Marcal. El árbitro sancionó penal y mandó al lateral brasileño a las duchas por doble amarilla. Neymar se encargó de ejecutar el tiro desde los 12 pasos, poniendo la pelota con gran categoría al palo izquierdo de Anthony Lopes para establecer el 2 a 1 de la visita.  


Con el resultado en contra y con un jugador menos, el Lyon se vino abajo completamente. A los 24 de la segunda etapa, Kylian Mbappe robó un mal pase de Bruno Guimarães y salió disparado en velocidad para convertir un verdadero golazo, eludiendo a dos rivales y rematando al primer palo con mucha certeza. Diez minutos después llegó el cuarto del PSG: en una serie de rebotes en un tiro de esquina, le queda la pelota a Pablo Sarabia, quién la coloca en la red entre varias piernas rivales. Y en el último minuto de adición, el joven delantero francés anota su tercer gol en el encuentro, y el quinto del Paris Saint-Germain. Tras una larga posesión de la pelota, Marco Verratti le pone una exquisita pelota a Neymar, que habilita a Mbappe y en dos ocasiones (por el rebote del portero Lopes) el ex Mónaco la mete en soledad al arco, decretando así la victoria holgada del equipo parisino, que ahora disputará la final de la Copa de Francia contra el Saint-Étienne o el Rennes. 

Por: Alan Easdale.
Twitter: @alaneasdale94.