El histórico triplete del Inter

A casi 10 años de un logró histórico por parte del Inter de Mourinho, el cual lo coloca como el único equipo italiano en conquistar la triple corona.

La temporada 2009/2010 es la más exitosa de la historia del Inter, ya que, conquistaría la Champions League, la Serie A y la Copa de Italia, bajo la conducción del portugués José Mourinho.

El camino a la gloria máxima comenzaría con un traspié en la Supercopa de Italia frente a la Lazio, pero nadie podría imaginar lo que ocurriría más adelante. El conjunto italiano tuvo un mercado de pases de lujo donde incorporo a Samuel Eto, Diego Milito y Wesley Sneijder, tres jugadores que fueron las máximas figuras de aquel equipo.

Por la lucha del Scudetto, el elenco de Mourinho peleo palmo a palmo hasta la última fecha ante la Roma, equipo al cual en esos años se lo cruzo en varias ocasiones, definiciones por Copa Italia y duros mano a mano en Serie A. En esta ocasión, los Neroazurros ganaron de manera agónica el título con un total de 82 puntos sobre los 80 que consiguió la Roma. Además, el argentino Diego Milito fue el máximo artillero del Inter con 22 goles.


En cuanto a la Copa Italia, el camino del Inter comenzaba con algunas turbulencias contra el Livorno, ya que, la victoria fue por la mínima. La siguiente instancia cruzo al Inter con la Juventus, reditando el clásico del fútbol italiano en los cuartos de final, donde los dirigidos por el portugués se lograron imponer y clasificaron a las semifinales. En dicha instancia, lo esperaba la Fiorentina y en ambos encuentros, los de Milán resultaron victoriosos clasificando a la gran final.

Y como si fuera poco, no alcanzo con la definición agónica de la Serie A, así que el Inter y la Roma, volvieron a definir un campeonato y gracias al gol del argentino Diego Milito, otro trofeo quedaba en manos de un Inter que parecía no tener rival.


Y la frutilla del postre y sin dudas el torneo más importante de esta campaña histórica, se daría en tierra española, precisamente en el Estadio Santiago Bernabéu. Pero antes, tuvo un duro camino para llegar a la final.

El conjunto italiano lucho para llegar a las instancias finales, desde el regreso de Mourinho a su amado Chelsea, al cual tuvo que eliminar, hasta la dura serie contra el CSKA de Moscú, equipo al que le ganó ambos partidos, pero por la mínima. Y llegaban las semifinales, donde lo esperaba el equipo sensación y el último campeón, el Barcelona de Guardiola. Una serie de locos, ya que, en la ida el Inter logro imponerse por 3-1 y en la vuelta, todo fue para el conjunto catalán, quien movía la pelota de punta a punta, pero la defensa del Inter era impenetrable, a pesar del gol de Pique sobre el final, de nada sirvió porque después de 38 años el Inter volvía a una final de Champions.

Y aquella tarde en el mítico estadio del Santiago Bernabéu, se enfrentaron el Inter contra el Bayern Múnich y de la mano del argentino, Diego Milito el gran artífice de los dos goles de aquella final, le daba la tercer Champions de su historia y el gran conductor de este brillante equipo, José Mourinho, le devolvía la identidad ganadora a un grande de Italia.


A casi una década de esta gran gesta, aquel grande de Italia permanece dormido y transita un sueño del cual quieren despertar y volver a reinar Europa como lo hizo aquella ocasión y en la década del 60.

Hoy la realidad del Inter es dura, pese a dar pelea en el campeonato local, no gana el Scudetto desde aquel brillante 2010 bajo la conducción de Mou y en el plano internacional no logra ser competitivo. Quizás esa fue la última gran imagen de un Inter que daba miedo en cada estadio que pisaba, pero cuando un grande se despierta, no lo para nadie.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10