Crónica de una renuncia anunciada

La Superliga se cobró un director técnico más. Esta vez le tocó a Central Córdoba tener que jugar con la decisión de su DT de no seguir en la institución. 





La historia comienza en el año 2017, donde el conjunto ferroviario transitaba de muy mala manera el torneo Nacional B. Tras la renuncia de Marcelo Fuentes, algún dirigente tuvo la extraordinaria idea de convencer a Gustavo Coleoni que tome las riendas de un equipo que estaba prácticamente descendido. El "sapito" venia de perder el ascenso a primera en manos de Patronato, cuando dirigía por ese entonces a Santa Marina de Tandil. 
"Hay que masticar el veneno y empezar de nuevo" fueron las palabras del técnico cordobés post derrota con All Boys, que confirmaba el descenso del equipo santiagueño a la tercera división del fútbol argentino.
Muy lejos estuvo de irse y abandonar el barco. Hizo honor a su frase y empezó de nuevo. Armó un equipo competitivo que vapuleó a todo rival que se cruzaba. Fue puntero todo el campeonato y logró devolver al "Ferro" a la segunda división, torneo en el cual se lo puso en discusión por malos resultados en el primer semestre. Se reinventó y pudo conseguir el pasaje al reducido, donde ni si quiera él, tenia pensado llegar. El objetivo principal era mantener la categoría. 
Platense, Almagro y Sarmiento, fueron los equipos que superó futbolistica y tácticamente, para conseguir un ascenso a primera división que nadie tenia en mente. 
Muchas personas estaban disconformes con que siguiera porque no tenia experiencia dirigiendo en la máxima división, pero con todo lo que había conseguido, eso ya no era tema de discusión. 
Un plantel armado en dos semanas, con algunos jugadores interesantes, otros tanto con experiencia, fueron a disputar el sueño de todos los santiagueños. Hasta consiguieron llegar a la final de Copa Argentina, que perdieron en manos de River Plate.
Parecería el cuento maravilloso que todo hincha quiere vivir con su club, pero la mayoría de estas historias, no tiene un buen final. 
Empezaron los malos resultados, los problemas dirigenciales, y de los últimos 11 partidos, Central Córdoba sólo ganó 2. 
El ultimo encuentro frente a Newell´s fue la gota que colmó el vaso y el histórico director técnico, pegó el portazo. 
En estos 3 años de mando, disputó 118 partidos, ganó 52, empató 42 y perdió 24. Consiguió el 53,65% de los puntos en juego. 

¿Quién viene ahora? Lavallén, Madelon, De Felippe, Alfaro, son algunos de los técnicos que suenan para tratar de salvar del descenso al conjunto santiagueño.


Ésta historia continuara... 



-Martín Sequeira
Twitter: @Martinsequeira_