Crónica de una cárcel inesperada

El domingo 31 de marzo del 2013 le tocaba una parada difícil al San Lorenzo de Juan Antonio Pizzi: recibir al Newell's de Gerardo Martino en el Nuevo Gasómetro. En vísperas del aniversario número 105 del Ciclón, ambos equipos tenían que disputar la séptima jornada del Torneo Final, campeonato que el elenco rosarino obtuvo por última vez en su historia.

A falta de diez minutos del cierre del primer tiempo, una asistencia magnífica de Ignacio Scocco avivó a Maximiliano Rodríguez y este dejó mal parados a Pablo Alvarado y a Santiago Gentiletti para derrocar el arco de la avenida Varela que cubría Pablo Migliore.
A los 32' del tiempo complementario, un joven de 18 años llamado Ángel Correa se calzaba la 32 (mera casualidad, ¿no?) y reemplazaba a Enzo Kalinski, titular indiscutido en ese elenco. El resto es historia conocida.

¿El resultado final acaso importa? Viéndolo con otra perspectiva, este 1 a 0 fue el último triunfo de la Lepra en el inmueble azulgrana; pero todo el protagonismo se lo llevó nadie más ni nadie menos que Pablo Alejandro Migliore.
Pasado apenas un rato de la fin del cotejo, la Policía Federal Argentina lo arrestó al ex Racing por haber encubrierto al barrabrava xeneize Maximiliano Mazzaro, acusado de un homicidio perpetrado en 2011.

El Loco pasó 45 días tras las rejas del penal de Ezeiza, mes y una quincena de días que literalmente fueron un infierno para el boxeador según él mismo expresó en las cámaras. A fines de mayo le sucedió algo inesperado: fue contratado por el Dynamo Zagreb de Croacia y ¡hasta disputó la UEFA Champions League!, totalmente insólito y fuera de contexto en su carrera. No solo eso, sino también figura en su palmarés la Supercopa croata.
"Easy come, easy go", entona Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody: en julio tuvo que rescindir contrato y al rato fue refuerzo de Argentinos Juniors bajo las órdenes de Ricardo Caruso Lombardi. En mayo del 2014 sufrió el descenso con el club de La Paternal y en pleno Mundial fue incorporado a Peñarol de Montevideo, institución en donde obtuvo el Torneo Clausura en 2015.

Hoy, a 7 años de los momentos más bizarros de la historia del fútbol argentino, el ex Boca Juniors se encuentra en condición de libre desde la no-incorporación de Barracas Central en 2017.

Migliore, al desnudo: "45 días estuve preso, a mí me arruinaron la ...

- Nicolás Ariel