Belgrano 1 - Platense 1: Empate con sabor a poco

En el Gigante de Alberdi, Belgrano y Platense empataron 1-1 por la continuidad de la fecha 21 del torneo Nacional. Matías Tissera había abierto el marcador para Tense a los 16' pero Vegetti a los 40' le dió el empate final al Pirata. Con este punto ambos siguen afuera de la zona de reducidos para ascender a primera.

    Foto: Prensa Belgrano

Juan Manuel Llop debutaba en el banco de la visita y el cambio de aire se hacía notar. En los primeros minutos del encuentro se vió a un Platense bien decidido a ser el protagonista y con la necesidad imperiosa de ganar. Comenzó controlando la posesión del balón, manejando la mitad de la cancha e intentando lastimar con tres adelante que presionaban en la salida y buscaban el error del contrario. 

Tanta presión generada por el Marrón iba a surgir efecto, a los 16' Matias Tissera aprovecha un error en el fondo de Erramuspe que intenta despejar y la mete dentro del area dejando que el volante defina mano a mano ante César Rigamontti que nada puede hacer.

Foto: Prensa Platense

Con la ventaja en el bolsillo, el control de la posesión y un Belgrano fuera de tono con el encuentro, uno se imaginaba que la figura del Calamar se iba a agigantar y las ocasiones de gol florecerían aún más.

Pero nada de eso ocurrió, Platense cedió la posesión del balón y dejó crecer al rival, quien comenzó a generar peligro con pelotazos a Vegetti, el numero 9 que sabe de aguantar y generar para sus compañeros.

De a poco el Pirata se iba agrandando y empezaba a incomodar a Platense que se refugiaba en las contras con el rápido Jose Luis Sinisterra. 

Pero antes de terminar la primera etapa, promediando el minuto 40, el mismísimo Pablo Vegetti recibió sólo en el area del Marrón y casi cayéndose remató violentamente al arco y pudo vencer la defensa de Jorge De Olivera. Belgrano empataba justamente el encuentro y se iba al descanso siendo un poco mejor que su rival.

Foto: Prensa Belgrano

Ya en el segundo tiempo el Pirata volvió a salir decidido a llevarse el triunfo y hacer pesar la localía, pero la rafaga duró solo 5 minutos, hasta que Platense recuperó la posesión y comenzó a generar más juego.

Ambos equipos descuidaron muchísimo la mitad de la cancha y el encuentro se transformó totalmente de ida y vuelta, de ataque a respuesta del rival, pero malo en cuanto a la tenencía del balón ya que ninguno de los dos estaba interesado en portarla.

El tiempo se consumía y la intensidad comenzó a mermar, ambos comenzaron a sentir el cansancio de setenta minutos de puras idas y vueltas, un partido muy físico, por lo que en el ocazo se veía dos equipos conformes con el empate.

Pocas fueron las situaciones que se generaron en el complemento, los técnicos probaron con gente fresca desde el banco pero en ningún momento lograron revertir la situación y el encuentro se terminó con un empate que parece justo por el desarrollo en los noventa y cuatro minutos de juego.


Nota realizada por Juani Saez | @SzJuani