Victoria ajustada

Con muchos puntos altos, Deportivo Morón le ganó 1 a 0 a Alvarado en el Nuevo Francisco Urbano. El único tanto del partido lo marcó Patricio Alvarenga.


La realidad de los dos era similar con los mismos puntos. Ambos debían ganar para alejarse del descenso y soñar con el ascenso. Por el lado del gallo, la noche arrancó con sorpresas ya que Dylan Glaby se metió en el once titular por primera vez.

Apenas empezó el partido el local tuvo la primera. Tras un centro de Alvarenga, Matías Cortave encontró la pelota en el área, la paró y la tiró afuera cuando el arquero ya estaba vencido. El primer tiempo fue de ida y vuelta pero ninguno tenía ideas muy claras.

A los 35 minutos, Nicolás Martínez recuperó una pelota, se la dio a su homónimo Ramírez que se la tocó a Ezequiel D'Angelo muy rápido, el diez encaró y le dió un pase brillante sin mirar a Cristián Broggi. El lateral derecho tiró un centro raso y Alvarenga, la figura de la noche, empujó la pelota. El 1 a 0 era justo.

Para el segundo tiempo, Alvarado salió con el cuchillo entre los dientes a matar o morir. La visista fue muy superior y tuvo chances muy claras para empatarlo. El arquero Julio Salvá tapó tres pelotas muy claras. El conjunto dirigido por Juan Pablo Pumpido mereció llevarse un punto del oeste.


Federico Marqui
@_FedeMarqui