Sufrió pero ganó

El Bayern Múnich le ganó 4-3 al Hoffenheim en un partidazo y se clasificó a los cuartos de final de la Copa de Alemania.
Las acciones comenzaron en favor de la visita, porque rápidamente se iba a poner arriba del marcador. A los 8 minutos, el Hoffenheim conseguía adelantarse por medio del gol en contra de Jerome Boateng.

Pese al gol tempranero de la visita, el Bayern iba a conseguir igualar el partido a los 13 minutos a través de uno de los grandes emblemas, Thomas Muller y no sería su único gol en el encuentro ya que unos minutos más tarde llegaba su doblete tras una gran asistencia de Alaba.

Y sobre el cierre de la primera parte, gracias a su gran supremacía en el juego y en las situaciones creadas, llegaba el tercero del Bayern de la mano de su gran goleador Robert Lewandowski.

El segundo tiempo fue más de lo mismo que el primero, dominio absoluto del equipo de Flick y lo demostrarían a los 72 minutos cuando nuevamente aparecía Lewandoski para marcador su doblete.
   
Pero lo que parecía una victoria cómoda para los bávaros, ya que, en gran parte de los 90 minutos, el Bayern domino por completo el desarrollo del encuentro, la visita con apenas unas llegadas le puso suspenso a la definición.

Unos minutos después, precisamente los 82 minutos apareció Munas Dabbur para descontar y ya sobre los últimos minutos del partido, el mismo Dabbur marcaba su doblete y le ponía suspenso en el cierre del encuentro.

Finalmente, al Hoffenheim no le alcanzó para estirar la definición y el Bayern Munich se metió en los cuartos de final de la Copa de Alemania donde espera rival.  

Por: Agustín Varela /@VarelaAgustin10