Sigue haciendo historia.

Atlético Mineiro derrotó 2 a 0 a Unión con goles de Rómulo Otero y Hyoran, pero no le alcanzo para ganar la serie y de esta manera el tatengue accedió a la segunda ronda de la Copa Sudamericana gracias al resultado de la ida que fue por 3 a 0 a su favor.
Gabriel Carabajal disputa la pelota con Jair Rodrigues

Alrededor de 3000 hinchas santafesinos viajaron hacia Belo Horizonte para acompañar, una vez más, a Unión en un certamen internacional. En esta ocasión arribaban con una importante ventaja pero el equipo “Galo” siempre es difícil.


A la acción nos vamos, los locales sin jugar bien buscaban pasar por encima a los argentinos. La primera fue a los 10 minutos para los negros y blancos, el mediocampista Guga se escapó por la derecha y tiró el centro. El ex Vitesse (Holanda), Nathan anticipó de cabeza y el balón se fue cerca.

6 minutos más tarde, los dirigidos por Rafael Dudamel tenían un tiro libre a favor desde el sector izquierdo pero era bastante lejos del arco. Todo parecía indicar que Rómulo Otero tiraba el centro pero no, el venezolano se llenó el empeine y ensayó un remate, directo al ángulo. Nada que hacer para Sebastián Moyano que voló hacia su palo pero no pudo.

En la jugada siguiente Gabriel Carabajal ejecuto un córner que fue definido por Javier Méndez con su pie derecho. La pelota pegó en el palo y en el rebote, casi sin querer, la tomó Michael, esa fue la jugada más clara de los visitantes.

26´de la primera mitad, tras un córner del conjunto “Galo”, Franco Calderón derribo a Rever en una jugada muy dudosa y el árbitro cobró penal. Hyoran no dudó y definió fuerte cruzado para ponerse a tiro del empate.  Atlético se venía como un vendaval y había que ver como hacia el “Tatengue” para aguantar.

Al segundo tiempo pasamos los hombres de Leonardo Madelón emparejaron la situación pero estaban lejos del descuento y los locales tenían las ocasiones más claras. Como paso a los 56 minutos un pelotazo que es bajado por Franco Disanto y luego de tirar el centro, apareció por detrás Ricardo Olivera para definir. Cuando todo parecía que era el tercero, se agiganto Moyano con una atajada increíble.

Los santafesinos se acercaban con disparos desde lejos pero Michael en casi todos respondía sin problemas, en el otro arco las llegadas seguían siendo peligrosas. La última superlativa del arquero visitante fue en el minuto 78, cuando Hyoran recibió la pelota y sacó un bombazo desde ¾ de cancha que tenía destino de gol, el golero mendocino se estiró y realizó una atajada heroica.

No hubo tiempo para más, con varios hinchas argentinos al borde del infarto, Unión sigue haciendo historia y por primera vez jugara la segunda ronda de un certamen internacional. Por el otro lado, Atlético Mineiro volvió a ser eliminado por un equipo santafesino de la Copa Sudamericana, como sucedió el año pasado frente a Colon en semifinales.