Punta Bohemia

Atlanta venció 2-1 a Ferro en Villa Crespo y quedó como puntero de la zona A. Luis López hizo los goles del "Bohemio" y Hernán Grana descontó para el "Verde".


















El equipo de Fabián Lisa, que marchaba tercero en su zona y con 2 partidos menos, recibía a priori a un Ferro que venía en alza; los dirigidos por Cordon llevaban 4 triunfos al hilo y 5 partidos sin recibir goles. Sin embargo, nada de eso se vio reflejado en el campo de juego.

El partido comenzó con un ida y vuelta intenso y ya a los 3' tuvo lugar la primera emoción de la noche. Luego de una larga sucesión de rebotes, Bailo se llevó puesto al "animal" López y le terminó cometiendo penal. Él mismo fue quien se hizo cargo de la ejecución, le dio suavecito al medio y selló el 1-0. 

En medio de un partido lleno de imprecisiones, a los 18' llegó el segundo de Atlanta. Tras una gran desatención de los centrales Olivarez y Canto, el "9" del Bohemio pudo quedarse con la pelota, enganchar, acomodarse y estampar el 2-0.

A partir de ahí, fue todo cuesta arriba para el equipo de Caballito. Un mal partido del mediocampo y, de la defensa sobre todo, hizo que se provocaran varias pérdidas y pocas chances de gol. En ese primer tiempo, lo más cerca que estuvo Ferro de convertir fue casi al final del mismo cuando el lateral Molina derribó a Bordacahar dentro del área de Atlanta y el árbitro Franklin hizo la vista gorda y dejó seguir.

El complemento lo empezó mejor el equipo de Jorge Cordon pero el entusiasmo le duró poco. A los 14', Olivarez vio la roja, Muñoz pasó a jugar de primer marcador central y todas las piezas del Verde quedaron muy desconectadas entre sí. Atlanta se hizo cargo de la pelota, más que nada gracias a Previtali e intentó planchar el partido.

La idea de Lisa estaba surtiendo efecto, no pasaba nada en el encuentro. Sin embargo, a los 31' Grana hizo una gran trepada por derecha, se limpió a dos, definió con categoría al primer palo y puso a todos en alerta. 

No obstante, el descuento no sirvió de nada. Atlanta encaró el final del partido bastante cansado y desaprovechó varios contraataques. Así y todo, le alcanzó para aguantar la impericia en ataque de los de Caballito, que terminaron enfurecidos contra el árbitro.

-Lucas Gayá