Nunca des por muerto al Liverpool


Los “reds” remontaron un 1 a 2 ante el West Ham y se llevaron otra victoria en Anfield que los acerca cada vez más al título liguero


Los de Klopp afrontaban un nuevo partido de Premier League con la idea de olvidar el traspié que sufrieron en la semana con la derrota ante el Atlético de Madrid por la Champions League. En esta ocasión, enfrentaban al West Ham, equipo que se encontraba en zona de descenso y llevaba 7 encuentros sin ganar.

La primera emoción llego al minuto 8, cuando Alexander-Arnold envió un centro teledirigido desde la derecha que fue directo a la cabeza de Wijnaldum, quien remató al costado izquierdo del arco superando al guardameta Fabiański que no logró despejar el disparo. Nada más empezar, los “reds” ya estaban en ventaja.

Solo 3 minutos duró la alegría del Liverpool, ya que los visitantes respondieron rápidamente por medio de Issa Diop, quien convirtió el gol del empate luego de cabecear en el borde del área chica un córner ejecutado por Robert Snodgrass desde el sector derecho del campo.

Los locales dominaron durante la primera mitad y tuvieron la chance de anotar nuevamente luego de que Mohamed Salah enganchara desde la derecha hacia el centro y sacara un zurdazo que desvió el arquero Fabiański. Tiempo después, Van Dijk también se quedó cerca de convertir tras un córner, pero su cabezazo dio en el travesaño.

En el minuto 55 llegó la gran sorpresa del encuentro luego de que el West Ham armara una larga jugada colectiva, en la que realizaron 15 toques, y la concluyera con un centro de Declan Rice desde la derecha que Pablo Fornals remató de sobrepique para vencer a Alisson y poner adelante a los londinenses.

Los “reds” mantuvieron su idea de juego hasta que en el minuto 67 consiguieron empatar. Chamberlain jugó con Robertson en la banda izquierda y este, tras escaparse de su marcador, sacó un centro atrás que Salah definió de zurda y el balón se le escabulló entre las manos al arquero rival.

El Liverpool no se iría conforme con el empate, y tal fue así que a 10 del final, un rebote en el área quedó a los pies de Alexander-Arnold, quien envió un centro, ante la desesperada salida de Fabiański, para que Sadio Mané rematara a arco vacío y diera vuelta el resultado.

Ya acabando el encuentro, el West Ham desperdició una ocasión de oro para igualar en los botines de Jarrod Bowen, quien realizó una diagonal de derecha a izquierda y tras ser asistido por Michail Antonio, quedó solo frente a Alisson y definió de forma deficiente, por lo que el brasileño le tapó el disparo.

El título de la Premier League está al caer, al igual que varios récords que el equipo de Klopp puede batir en esta campaña. Con este triunfo, igualó la marca de más victorias seguidas en la liga, la cual ostentaba el Manchester City, quien en la temporada 2017/18 acumuló 18 partidos ganados al hilo.


-Leonel A. Porto / Twitter: @LeoAguss_15