Los mismos de siempre

Una vez más nuestro fútbol argentino fue protagonista por cosas que pasan fuera del campo de juego. Lo mismo de siempre y los mismos de siempre se repetía reiteradamente en la voz del hincha de Nueva Chicago, el más perjudicado en esta cuestión. ¿La culpa es de unos pocos? ¿La culpa viene desde arriba? O ¿Ya pasó a ser un tema social? Desde lo personal uno creé que el problema es mucho más grande que una pelea en una popular, desde hace mucho años en nuestro fútbol sufrimos este tipo de cosas, se convirtió en un negocio difícil de frenar, el tema barra es el plan perfecto que salió mal, se les dió poder, se les dió contactos y se les dió dinero.



Nueva Chicago recibía a Temperley en su primer partido como local del 2020, lo que tenía que ser una fiesta se convirtió en un mal momento, en el inicio, el partido fue demorado por dichos incidentes, se vieron corridas, piñas y hasta armas blancas. Al parecer la cosa siguió a las afueras del República de Mataderos y se rumureaba que en cualquier momento iba a explotar está interna, algunos comentan que la banda que portaba los cuchillos tiene un programa partidario, dónde fueron dirigentes y parte del plantel alguna vez.

Desde el club sacaron un comunicado repudiando los hechos, mostrándose a disposición de la justicia y asegurando que trabajan día a día sobre la inseguridad en las canchas. La fiscalía número 34 de la ciudad de Buenos Aires decidió clausurar el estadio de manera preventiva para llevar a cabo una investigación por los graves incidentes ocurridos en el partido de ayer vs Temperley. Otra vez más pierde el hincha genuino, pierde el socio de Nueva Chicago por lo mismo de siempre y los mismos de siempre.