Duncan Edwards, la estrella que nunca fue

Edwards fue una de las víctimas de la Tragedia de Munich en febrero de 1958, era uno de los mejores jugadores de la actualidad llamado a ser de los mejores pero el destino se lo negó, acompañame a ver esta historia


"Iba a ser el mejor futbolista inglés de la historia" así lo describió ni mas ni menos que Sir Bobby Chartlon, leyenda absoluta de Manchester United y del fútbol.
Duncan se encontraba en la tripulación  que consiguó el boleto a semifinales de la Copa de Europa tras derrotar a Estrella Roja de Belgrado. Aquel equipo de Sir Matt Busby se paseaba por toda Europa hasta aquel fatídico día del 6 de febrero de 1958 cuando el avión que volvía a Manchester se estrelló en Munich llevando la vida de 20 personas, entre ellas 8 jugadores de la plantilla.

Edwards era la joven promesa del equipo, con 15 años los Reds Devils le hicieron un contrato al joven Duncan y pocos años después era titular indiscutido y ya había vestido la camiseta de selección nacional.

Todo aquel que lo vió jugar lo describió maravillosamente, lamentablemente no pudimos disfrutar de él en su máximo explendor.

Duncan Edwards fallece en el hospital el 21 del mismo mes, sus últimas palabras fueron preguntando cuando era el partido contra Wolverhampton, no se lo quería perder por nada del mundo. Una promesa que vive en todos los corazones de Old Trafford hasta el día de hoy.

Redactor: Augusto Guardiola
Tw: @Aguardiola27