BATACAZO DEL GRANADA

El recién ascendido a la primera división española venció a todo un Valencia por 2-1 y es semifinalista

Esta Copa del Rey está siendo una completa locura, con todos los equipos grandes fuera, veremos una grata sorpresa en este reformado campeonato español.

En el Estadio Nuevo Los Carmenes se vieron las caras por cuartos de final de Copa del Rey el Valencia de Celades y el Granada de Martínez Penas. El Valencia tenía todo a su favor, mayor presupuesto, mejores jugadores y la confianza en el equipo, mientras que un Granada con un excelente juego, pero con varias contras como ser recién ascendido, haber perdido a su estrella el "chimy" Ávila y tener menos repertorio para poner en cancha.
Desde el primer tiempo se notó iniciativa y mucha certeza en los rojiblancos, esto se vio reflejado con el gol de el experimentado delantero Roberto Soldado a los 3 minutos del encuentro, a pesar de esta contundencia para comenzar el partido, se veía que iba a ser complicado ganar, demasiadas idas y vueltas de ambos equipos y con varias chances de marcar, luego de un palo del Granada, el Valencia obtendría el empate de la mano de Rodrigo Moreno, el Hispano-brasileño que es de las perlitas de el equipo ché, metería de cabeza el empate parcial de este partido, y tras el gol finalizarían los primeros 45 minutos.

En la segunda mitad el partido sufrió cambios, se volvió complicado tener ocasiones claras, y las pocas que tenían eran disueltas por la defensa contraria, tanto se complicaría que el gol llegaría en el descuento. 

Minuto 94 del partido, solo segundos para que cerrase esta fantatisca disputa, córner para Granada y por un fallido intento de Jaume Costa de despejar el balón, este le da en la mano y es penal. Tensión absoluta en los corazones de ambos, una grada expectante a qué Roberto Soldado les de el pase a Semis, mientras que toda Valencia le rezaba a Jaume Domenech para que lo detenga. Pero la alegría le tocaba a Granada, ya que Soldado marcó y con su doblete les dió este preciado pase a semifinales.
Por: Juani Falcone | @falcone_juani