Sobre la hora, los Olímpicos obtuvieron la victoria y le siguen pisando los talones al PSG

Este viernes, el Olympique de Marsella derrotó con lo justo, 1 a o al Stade Rennes y continuan escoltas de los parisínos. El encuentro correspondiente a la fecha 20° de la Ligue 1, se disputó en el estadio Route de Lorient y contó sobre la hora, con el gol de Kevin Strootman para la visita. 




La primera parte, el conjunto dirigido por Villas-Boas, optó por poner un mediocampo más reñido, acortando el juego del rival y en especial a la revelación del torneo, el juvenil que está siendo observado por grandes europeos, Camavinga, de tan solo 17 años. Con el transcurso de los minutos, ambos equipos no denotaban poderío ofensivo.  A pesar de ser el segundo contra el tercero en la liga, las expectativas que se esperaban no fueron las mejores. El juego brusco y la presión, apocaban a los delanteros y el ritmo con el transcurso del encuentro se fue apaciguando.


Tan solo unos destellos tuvo el Rennes y fue a los 15' minutos, un remate adentro del área por parte de Benjamin Bourigeaud, pero terminó rozando el palo del arquero. Por parte de la visita, la más clara fue recién a los 27' con un disparo de Álvaro González, que dejó tambaleando el arco de Mendy, luego de estrellar su tiro contra el palo. El juego brusco por parte de los jugadores del Marsella, era la clave para romper con la estrategia del local que terminó yendo de mayor a menor y quedar resguardado en la presión de los "Olímpicos".

Ya en la segunda mitad, al minuto de haber silbado el árbitro, los comandados por André Villas-Boas tenían todo para quebrar el marcador, pero el argentino tendría nuevamente la mecha mojada. El ex Boca Juniors, Darío Benedetto terminó desperdiciando lo que podría haber sido el grito que acabaría con su sequía, pero su remate de cabeza pisando el área no fue el mejor y terminó cerca de los tres palos.


Los volantes del Marsella denotaron el rigor de la primera parte, el cansancio era notorio y eso le dio más libertar al juvenil Camavinga. Con sus dotes futbolisticos le permitió a su equipo salir del estancamiento en que se encontraba y retomar en nivel de juego, donde sorprendieron al guardameta Mandanda con dos remates. En el minuto 60', el mediocampista Bourigeaud disparó un zurdazo que terminó siendo controlado sin problemas por el guardameta. Seis minutos después, la mala suerte empezaba a retumbar en los pasillos del estadio  Route de Lorient. Un increíble disparo, de Raphinha, terminó rozando el primer palo del guardameta francés.

El recambio del banquillo, le otorgó al Olympique mayor oxigeno en el terreno de juego. La llave de romper el marcador llegaría precisamente de ahí. El recién ingresado Kevin Strootman, tan solo necesito de un puñado de minutos para demostrar que no estaba equivocado su dt con su ingreso. Faltando seis minutos para la finalización del encuentro, el holandés optó por reventar le el arco a Mandy y asegurar se el gol. Sin dudas que no se equivocó, porque ese grito valió los tres puntos para que el Marsella siga asomado al París Saint Germain.

Con este resultado, los "Olímpicos" cosechan 41 puntos (45 el PSG) y se encuentran en la segunda posición, mientras que el Stade Rennes está tercero con 33 unidades. La próxima fecha, los "Rojiblancos" visitan este miércoles a partir de las 15:00 hs al Nimes Olympique. En cambio, los escoltas reciben al Angers el sábado 25.

Por: Nicolás Dodino.