Perdió el Porto y el Benfica amplia su dominio en el torneo

El FC Oporto cayó 2 a 1 contra el Braga por la fecha 17° de la Liga Portuguesa. El partido se disputó en el estadio Dragao y los tantos los convirtieron, por parte del local Tiquinho Soares y de la visita, Fransérgio y Joao Fernandes. 





En un encuentro muy igualado, los visitantes supieron golpear en los momentos justos del encuentro, la tecnología jugó un buen papel y los "Arzobispos" se llevaron 3 puntos muy importantes en un encuentro muy reñido.

En la primera parte, los "Dragones Azules" rápidamente recibieron el primer batacazo de la visita. Tan solo a los 5' de  haber iniciado el encuentro, el Sporting Braga se impondría en el marcador. Un balón muy picante, luego de haber despejado el defensor con su cabeza, pero el mediocampista Fransérgio ante ese despeje respondió rápido. Un fuerte derechazo desde el punto penal, al costado del arquero que se quedó clavado a mitad de los tres palos. Si bien fue un gol limpio, debió ser visto por el VAR, que sin dudas esta vez fue utilizado correctamente y convalidó el primero del encuentro.

Cinco minutos después sorprendería el local con una increíble jugada. El lateral derecho, Wilson Manafá hizo un jugadon. Apiló rivales y los pasaba  con demasiada facilidad. Con enganches y velocidad, como suele hacer "Leo" Messi, pero esta vez lo haría el portugués. Cuando quedó mano a mano dejando a un rival en  el piso con un  gran caño, el nerviosismo le terminó jugando una mala pasada y su remate terminó muy cerca del primer palo de Matheus.

A los 11' minutos, el local tenía el dominio del partido a pesar de estar abajo en el marcador. Nuevamente la hinchada se quedaría con el grito atragantado. Un estupendo centro por arriba de todos, le permitió al central Marcano conectar un frentazo muy violento, pero el balón se estrelló contra el travesaño y se fue por arriba del arco. Llegando a la media hora, el nerviosismo en la defensa del Bragra generaría lo que podría haber sido un empate insólito. Un centro que debió ser rechazado terminó complicando al propio guardameta y lo que podría haber sido un blooper, finalizó rozando el palo.

En la última de la primera mitad, un penal bien cobrado tuvo el Oporto. El empate estaba al alcance de la mano del lateral Telles desde los 12 pasos. El final no fue lo esperado y Matheus tapó con sus piernas la igualdad; un gran rechazo del guardameta le permitió a su equipo ir se al descanso con el marcador a su favor.

Ya en el transcurso del segundo tiempo, los "Azul y blancos" irían en busca de la igualdad a toda costa. La intensidad y el dominio del juego estaban a su favor junto con el empuje anímico por parte de la hinchada. Recién a los 57' los caminos se abrirían para la localía que no tuvo suerte en los primeros 45'.  Un buen centro de Manega luego de sacar se la marca del rival, para que Tinquinho la empuje con un rodillazo enfrente de la línea del arco. Con ese tanto, el brasileño llegaría a su sexto gol en 16 encuentros disputados del torneo.

Tuvieron que pasar veinte minutos para que el Braga pise el rectángulo del argentino Marchesín. En el mejor momento de los "Dragones Azules" donde eran un torbellino en busca de dar vuelta el marcador, terminaron recibiendo un duro golpe. La eficacia estaría en la vereda de enfrente. Un gran cabezazo que conecto Joao Fernandes , al otro lado del palo del arquero que sin duda no pudo llegar con su volada.

Ya con el golpe anímico, donde los "Arzobispos" supieron conectar los batacazos en momentos donde el Oporto estaba siendo claro dominador, los minutos restantes fueron sin duda para el Braga que supo como controlar el ritmo y jugar con el nerviosismo del local.

Con este resultado, los "Azul y Blanco" conocieron su segunda derrota en lo que va del torneo, donde cosechan 41 puntos y son escoltas ( el puntero Benfica con 48). Por parte del Braga, están con 27 unidades.  La próxima fecha, el Oporto recibe al Gil Vicente el miércoles 29 de Enero, mietras que los dirigidos por Ricardo Sá Pinto visitan el mismo día al Moreinense.

Por: Nicolás Dodino.