El Manchester City prolongó la agonía de un lastimado Arsenal.

Por la jornada 17 de la Premier League, Manchester City ganó, gustó y goleó tres tantos contra cero en condición de visitante, con una actuación soberbia de Kevin de Bruyne que convirtió 2 de los 3 goles, y asistió en el restante a Raheem Sterling.


Resultado de imagen para arsenal 0-3 man city

Duelo de Grandes se vivió en el Emirates Stadium donde Manchester City saco a relucir su chapa de campeón imponiéndose 0-3 a un Arsenal herido que, a pesar de obtener los 3 puntos la fecha anterior ante el West Ham United, la temporada no está siendo para nada buena sumando tan solo 22 puntos en 17 partidos jugados. Del lado de los Cityzens, Pep no pudo contar con Agüero, Sane, Silva y Laporte por lesión. Poco iba a importar.

El partido comenzó a toda marcha y proponía, a simple vista, un Arsenal lanzado al ataque con poco respeto, en el buen sentido de la palabra, hacía un equipo de la élite de Europa como el City de Pep Guardiola. Escaso tiempo duró esta condición en el encuentro, ya que apenas dos minutos pasados el pitido del inglés Paul Tierney, Raheem Sterling, desde la izquierda, desbordó con la rapidez que lo caracteriza y como con la mano asistió a Kevin de Bruyne, que con la cara interna del pie derecho, direccionó la pelota al ángulo izquierdo de Leno que poco pudo hacer.

Toda la valentía con la que el local había encarado el partido parecía haber sido en vano, sin embargo, el local no detenía motores. Presión constante y zancadas de Martinelli y Pepe predominaban en el equipo que de manera interina dirige Fredrik Ljungberg,
Poco parecía importarle al City los esfuerzos del local. A los 15 minutos, el Español Rodri comandó una salida limpia desde el fondo que termino siendo un calco del primer gol del encuentro, tan solo que esta vez Kevin de Bruyne fue el que tiró el centro razo desde la banda izquierda y Sterling fue el receptor de una pelota que tuvo destino de red. Gol número nueve en esta temporada para el atacante Ingles.

El clima estaba tenso en el Emirates, Arsenal a pesar de su actitud, poco era el juego que desplegaba. Negativo era el saldo si uno tiene en cuenta la calidad de jugadores y el presupuesto que posee la institución londinense. Las cosas no iban a mejorar: si algo faltaba era otra obra maestra de De Bruyne que tras una media vuelta dejó atrás a Guendouzi y con la izquierda colocó la pelota al lado del palo derecho del arquero local. Era el tercer gol del conjunto visitante. Una verdadera demostración de fútbol estaba brindando el jugador de la selección de Bélgica, rematando con las dos piernas y propiciando asistencias por doquier. Y casi convierte lo que pudo haber sido la frutilla del postre: A los 41 minutos de nuevo el belga se encontró frente al arco, remató y la pelota fue desviada por el arquero alemán y el palo izquierdo de este. El marcador podría haber terminado con un gol más a favor del City.

Al término del primer tiempo una silbatina cayó desde algunos sectores de las tribunas, mientras que otros aplaudían reconociendo, al menos, el esfuerzo de sus jugadores por neutralizar a un Manchester City que a pesar de no tener tanta posesión como en otros encuentros, efectividad y eficacia son los adjetivos que lo describen a la perfección en este encuentro.

No hay mucho para rescatar de la segunda mitad que no haya sido descrito anteriormente: Un equipo local que con más "garra" que fútbol arrimaba a los visitantes al arco de Ederson.
La clave de los goles del City fue la libertad con la que De Bruyne se movía por el campo. El mediocampista "tapón" del Arsenal era Guendouzi, que poco podía hacer ante el despliegue ofensivo del Manchester City, Además, Los centrales en todas las ocasiones que el belga se les arrimaba, retrocedían constantemente, ninguno salía a marcarlo.
Ahora podemos entender porque a pesar de los intentos ofensivos del Arsenal, el marcador fue tan abultado. Y podía haber sido aún mayor ya que en los últimos 20 minutos, con un Arsenal, por respeto a sus hinchas, tirado al ataque, el equipo de Pep tuvo situaciones de la mano de Sterling y Jesús que podrían haber terminado tranquilamente en gol.

El Ingles Tierney daba por terminado el partido y con esta victoria el City hace 5 partidos de manera consecutiva que derrota a los "Gunners". 

Arsenal suma otra decepción, aunque a comienzo de temporada estoy seguro que este partido estaba marcado como uno en los que la derrota podía aparecer. En la vereda de enfrente tampoco están conformes con el puesto en la actual Premier League. El City se encuentra tercero a 14 puntos de un Liverpool que parece imposible de alcanzar, aunque teniendo en cuenta que estamos hablando de la liga más competitiva del mundo, no hay que descartar un final de película.


Iván Ondrejka Fernandez
@ivanondrejka