AGÓNICA VICTORIA DE LOS SPURS

Hoy, domingo 15 de diciembre se enfrentaron el Wolverhampton y el Tottenham en el Molineux Stadium en un partido correspondiente a la fecha 17 de la Premier League. El encuentro finalizó 2 a 1 a favor de los Spurs. Lucas y Dele convirtieron para los visitantes, mientras que Adama Traoré había marcado el empate transitorio.



Los lobos venían de ganar en la semana por 4 a 0 ante Besiktas y clasificar a los 16avos de la Uefa Europa League. Mientras que por la Premier no perdía desde septiembre. Para seguir con esta racha de imbatibilidad el DT Nuno Espírito Santo colocó el 3-4-3 que tanto resultado rédito le está dando esta temporada. Los 11 protagonistas fueron Rui Patricio; Leander Dendoncker, Chris Coady, Roman Saïss; Mark Doherty, Rúben Neves, João Moutinho, Jonny Castro; Adama Traoré, Raúl Jiménez y Digo Jota.

Por el lado de los Spurs. Vienen de perder por 3 a 1 en la última jornada de la fase de grupos ante el Bayern Munich, pero por Premier desde la asunción de Mourinho, el equipo viene teniendo excelentes resultados y encontrando un 11 que le da una identidad clarísima. Este equipo fue repetido el día de hoy con su 4-2-3-1 que lo caracteriza. Los titulares fueron Paulo Gazzaniga; Serge Aurier, Toby Alderweireld, Davinson Sánchez, Jan Vertonghen; Eric Dier, Moussa Sissoko; Lucas Moura, Dele Alli, Heung MIn Son y Harry Kane.

 El partido comenzó peleado y siendo una gran batalla táctica desde la salida del vestuario. En los primeros minutos ambos equipos se estudiaban, pero en el séptimo minuto de juego Son encaró por izquierda y remató fuerte a las manos de Rui Patricio quien dio un rebote largo para que su defensa despeje. Este despeje le cayó a Dier, quien abrió la pelota hacia la derecha para Lucas Moura, quien encaró, eludió a 3 jugadores y remató con muchísima potencia al primer palo venciendo la resistencia del arquero portugués.
A los 11 Rui Patricio volvió a ser protagonista, pero esta vez pudo tapar el remate de Dele quien había quedado mano a mano con el arquero.
A pesar de que en el juego dominaban los Wolves, no lograban traducirlo a situaciones claras. Hasta que a los 14 minutos Adma encaró a Vertonghen, lo superó (como durante los 90 minutos) y remató bajo, pero Gazzaniga apareció para evitar el empate. Otro que apareció para evitar el empate fue Alderweireld, que a los 23 minutos tapó con la espalda un tiro de Diogo Jota que tenía destino de gol. Dos minutos más tarde, el portugués volvería a aparecer, para realizar otra jugada individual y para habilitar a Jiménez, quien no pudo rematar con precisión.
A los 36 la más clara volvió a ser para los Spurs, a pesar de que no lograban pasar la mitad de la cancha ante el asedio de los locales. Lucas recuperó un mal despeje de Rui Patricio, comenzó a encarar, pero lo cortaron con falta. El árbitro dio ventaja ya que le quedó a Dier que tocó para Alli, quien estaba en la medialuna y se la devolvió dejándolo mano a mano en el punto penal para que remate, pero este pegó en la base del poste.



La segunda etapa fue mucho más trabada y con menos situaciones. Una cortina de lluvia caía sobre el verde césped del Moulinex Stadium y las piernas empezaban a pesar. El Wolves seguía tratando de buscar el empate, pero Gazzaniga seguía apareciendo. A los tres minutos Jiménez cabeceó pero el arquero argentino desvió el remate. Minutos más tarde llegaría la respuesta de los de Mou, que buscaban ampliar la diferencia. Lucas Moura desbordó por derecha y centró a la medialuna para que Dele aparezca por sorpresa y remate ancho.
A los 66 llegó el empate desde los pies de Adama Traoré, quien venía siendo el mejor jugador del partido, ya que Vertonghen no podía pararlo. El español recibió un pase de Jiménez cerca de la medialuna y encaró a Vertonghen. Esta vez no trató de eludirlo, sino que sacó un sablazo que se clavó en el ángulo derecho de Gazzaniga, que esta vez no pudo ofrecer resistencia ante un remate tan preciso.



A partir de ese momento parecía que los locales podían llevarse la victoria por el envión anímico, pero no llegaban a generar ninguna situación clara, hasta que a los 83 minutos luego de un tiro libre, Saïss conectó de cabeza y cuando la pelota estaba por ingresar apareció nuevamente la gran figura de Paulo Gazzaniga para evitar el gol. Los Spurs ya replegados no generaban nada como para llevarse la victoria, pero en el minuto 90 tras un córner de Eriksen, apareció solo por el punto del penal Vertonghen (quien la había pasado muy mal todo el partido por no poder frenar a Adama) para poner el 2 a 1 definitivo que selló otra victoria del equipo comandado por Mou.

Los locales volvieron a perder tras 11 jornadas y buscarán recomponerse en la próxima fecha cuando visiten al Norwich. Mientras que los Spurs quieren seguir por el buen camino y tendrán una prueba de fuego ante el Chelsea, para tratar de seguir escalando posiciones.
Con este resultado el equipo de Mou quedó quinto con 26 puntos y los lobos quedaron en la octava posición con 24 unidades.


ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO


RESUMEN DEL PARTIDO