No hubo sorpresa

River venció a Gimnasia de Mendoza por penales y logró la clasificación a los octavos de final de la copa Argentina.



El Mensana complicó desde el comienzo a River. En el arranque Lucas Carrizo le ganó la posición a un Ponzio dormido y no pudo concretar ante Lux que achicó bien, el Lobo llegaba por primera vez con la más clara del primer tiempo. Inmediatamente el Millonario reaccionó con un remate mordido de Julián Álvarez que venció a Marchiori pero Mondino pudo sacarla sobre la línea. Luego el dominio fue de River, aunque Gimnasia se cerró bien en el fondo haciéndolo casi impenetrable.

El Lobo mendocino siendo un equipo ordenado dsde atrás hacia delante complicó al Millo que nunca le encontró la vuelta al partido, atacaba pero sin ideas y sin profundidad. En las transiciones en ataque le costó penetrar ante una muy dura defensa mendocina, por lo que Marchiori no tuvo mucho trabajo.

En el segundo tiempo el encuentro se partió, por lo que los de Gallardo empezaron a crear espacios, con remates desde afuera y centros de Montiel y Angileri empezaron a incomodar a Marchiori. Pero también el Lobo iba a tener sus chances, primero con Romano que inteligentemente ocasionó un penal. Morales luego lo iba a desperdiciar rematando en el travesaño.

Posteriormente Rollheiser remató mordido de carambola y Nacho Fernández pudo conectar de cabeza para poner el primero de la noche Puntana y el alivio para el Muñeco Gallardo. La alegría no duró mucho para los hinchas de River, ya que unos minutos después Renzo Vera metió un cabezazo que dejó parado a Lux y desató el delirio de los mas de 2.500 hinchas Mensanas que se hicieron presentes en La Pedrera.

Después el que tuvo otra chance fue el Lobo, con el ingresado Tadeo Marchiori, que cara a cara con Lux no pudo definir bien. River buscaba, pero como en la primera parte, sin ideas ni profundidad. El Lobo con un enorme esfuerzo llevó el partido a los penales, en el que ganó River Plate por 5 a 4.



Autor: Sebastián Echegaray.
Twitter: @sebaechegaray13.