Se nos cae una lagrima, Messi cumple 33 años

Un 24 de junio de 1987 nacía un tal Lionel Andrés Messi, que con el tiempo se convertiría en el mejor futbolista del mundo por todo lo ganado, sus goles, las múltiples marcas que rompió y por su vigencia en la élite, se transformaría en el más grande de la historia.
La pelota siempre al 10. (Foto: TyC Sports)

Ejemplo de lucha y perseverancia. Se banco todas juntas, sólo para cumplir su sueño de jugar a la pelota. Y pese a los obstáculos que le surgieron de pibe, como su problema de crecimiento, hoy se transformó en una leyenda de este deporte.

Cuando Argentina le dio la espalda para pagar su tratamiento, apareció un club español y fue amor a primera vista. El resto lo sabemos todo. Un 1 de mayo de 2005 marcaba su primer gol. Hoy en día, tiene 699 con la camiseta del Barcelona.

Por todo lo logrado año tras año con la camiseta del Barça, se convirtió en el máximo emblema de la institución de todos los tiempos. Capitán con todas las palabras, el máximo goleador en la historia y logró cambiar la historia del equipo blaugrana para siempre. El argentino que conquistó España.

Messi festejando su gol 600 con la camiseta del Barcelona. (Foto: El Periodico)

En España, Messi es Dios absoluto, la persona más famosa. Representa para el Barcelona, lo que fue Jordan para los Chicagos Bulls. Y teniendo todo ése cariño, el respeto y el amor de un país que le dio absolutamente TODO, el eligió a su amando país. Eligió vestir los colores de Argentina.

Su historia con la selección es quizás, el dolor más grande de todos los argentinos. ¿Cómo explicar que Messi no pudo levantar una copa con la Argentina? El pibe perdió tres finales y volvió para seguir intentándolo. Nunca se rindió y cuando amago con irse, el país lo pidió a gritos para que volviera.

¿Qué hubiese pasado si Messi levantaba la Copa del Mundo? Y, ya no habría discusión alguna. Pero, demostró que, para estar en lo más alto de la historia del fútbol, no se necesita un Mundial. Es insólito, como desprestigian la carrera de este fenómeno, sólo por no ganar un Mundial. Si se cansó de romper cualquier tipo de marca y de meter goles de todas las formas posibles.

Brazos abiertos, diciendo acá estoy. (Foto: Diario AS)

Sueño y anhelo verlo campeón del mundo. ¿Y, si no se le da? No importa, porque él va a estar ahí intentándolo nuevamente porque ese es su sueño, salir campeón con su amado país. Pese a que quieran discutirlo, él es feliz poniéndose la albiceleste y lo va a seguir haciendo hasta que sus manos toquen el cielo levantando la tan deseada copa.

Qué más puedo decir de Messi, que no se haya dicho antes, si cambió para siempre el paradigma de este deporte. Llevó al Barça a lo más alto cuando el club no ganaba nada, es el jugador que más goles hace, el que más asiste y el que nos sigue maravillando hace 15 años. Es el jugador total.

El tipo se cansó de romper récords todos los días, ya no hay marca que se le resista. Podría estar todo el día mencionando los récords, pero los aburriría porque ya lo saben. El hizo en el fútbol, lo que nunca nadie hizo, mantener una vigencia de más de 12 años siendo el número uno del mundo indiscutido. Simplemente, Messi es único e incomparable. Lo dicen sus números, lo dice su vigencia y lo dice su magia que cautiva a todo el mundo.

El festejo más épico, mostrando su camiseta al "patio de su casa". (Foto: Marca)

Hoy en día, la Pulga busca su gol 700 en su carrera y con el tiempo, se transformará seguramente en el que más goles haya metido en la historia. Un ejemplo dentro y fuera de la cancha aún más. Que feliz y orgullo me da decir "yo vi jugar a Messi".

¡Felices 33 Pulga! Gracias por ser argentino y ojalá que el fútbol te de lo que te mereces, el Mundial que todos soñamos. Esperamos que el 2022 sea la frutilla de una carrera mágica y espectacular.

La 10 que enamoro a más de uno. (Foto: Ovación)

Tu magia, tus goles y tu humildad, nos cautivaron a todos durante estos años. Ojalá que seas eterno y que juegues por siempre. Y, como sabemos 33 son mejores.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10