¿Quien es el mejor jugador en la historia del Real Madrid? ¿Di Stefano o Ronaldo?

Un gran debate sobre quien es el símbolo máximo en la historia del club merengue, claro está que ambos futbolistas, pertenecen a la historia grande del Real Madrid por todo lo conseguido.
El antes y el después de la historia del Madrid. (Foto: BeSoccer)

Las grandes páginas de la historia de este prestigioso club, la escribieron estos dos grandes futbolistas, que agigantaron aún más su leyenda y en sus respectivas épocas, lo ganaron absolutamente todo.

Quizás, decir el mejor suene un poco más complicado, ya que, Alfredo Di Stefano es catalogado como el futbolista más completo en la historia del fútbol y en este caso el astro portugués correría de atrás en este debate, pero si se pueden comparar en cuanto a la influencia de cada uno en la historia del Real Madrid.

Además, son muy comparables, porque casi que jugaron la misma cantidad de años al frente del club merengue, por el lado de Cristiano Ronaldo, jugó 9 años y Don Alfredo Di Stefano vistió la camiseta del Real Madrid durante 11 años.

Un abrazo a pura historia. (Foto: Colgados por el Fútbol)

Para comenzar, vamos a arrancar por la Saeta Rubia, quien llego a la entidad merengue en el año 1953, luego de dar sus primeros pasos en River, llegaba proveniente de Millonarios de Colombia. Ya en su primera temporada con el Real Madrid, el futbolista argentino deslumbro a todos los aficionados merengue, porque marcaría un total de 27 goles en 28 encuentros en el torneo español, lo cual lo convertía en el máximo goleador del certamen.

Y el resto es historia, ya que, luego conquistaría a toda Europa al levantar las cinco primeras ediciones de la mítica Copa de Europa, en donde fue la gran figura del elenco de Madrid y se destacó en los momentos claves, como en las finales, donde en total marco siete goles en los cinco partidos decisivos.

Qué más podemos descubrir de Don Alfredo Di Stefano, por algo está en los grandes libros de este deporte, por su característica de jugador total, ya que, se lo veía ocupando las distintas facetas de juego y no lo digo yo, sino que está demostrado. Sin lugar a dudas que gracias al argentino el Real Madrid fue conocido a nivel mundial y es en parte lo que vemos hoy en día, por sus logros que consiguió vistiendo la camiseta blanca.

La gran leyenda del Madrid, Don Alfredo Di Stefano. (Foto: Infobae)

Además, cabe recordar que gracias a Di Stefano, el Madrid volvió a ganar una liga española después de 21 años de sequía, algo que no se puede olvidar en esta discusión, ya que estamos hablando de la importancia de un jugador en la historia del club. Y vale recordar, que tuvieron que pasar muchísimos años para que el conjunto español dominara por completo el plano internacional.

La Saeta Rubia disputaría un total de 395 partidos para el Real Madrid y marcó 308 goles. También fue el máximo goleador en cinco oportunidades de la liga española y ganó dos balones de oro. Además, recibió el Super Balón de Oro en el año 1989, al mejor jugador de la historia.

En sus 11 años al frente de la Casa Blanca, Di Stefano ganó nada más ni nada menos que 18 títulos, de los cuales fueron cinco Copas de Europa, una Intercontinental, ocho Ligas de España, dos Copas Latinas y una copa del Rey.

La Saeta Rubia junto a las cinco copas de Europa que conquistó. (Foto: EuroSport)

Ahora es el turno de hablar del último gran emblema del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, quien arribo al club en la segunda mitad del año 2009, proveniente del Manchester United. Y al igual que Di Stefano, el portugués iba a tener una gran primera temporada marcando 33 goles en 35 partidos y con sus goles se iba metiendo en el bolsillo al público madridista.

Aunque sus primeros años con la camiseta del Madrid fueron muy buenos en cuanto a goles, era claramente opacado por la figura de Messi y del Barcelona, ya que se llevaban todos los títulos. Pero, recién en la temporada 2013/14, el portugués se cargaría al hombre al equipo y de la mano de un Ronaldo imparable, que marcó 17 goles en la Champions League, condujo al Real Madrid a su décima Champions en su historia.

Esa edición podríamos decir que fue un envión para lo que vendría después, porque con Cristiano como la gran figura y goleador, el Real Madrid obtendría tres Champions en forma consecutiva. Un nuevo hito en la historia de este glorioso club, que nuevamente tenía entre sus filas un fenómeno que hice aún más grande la historia del club.

El animal del gol, Cristiano Ronaldo. (Foto: Marca)

Quizás, en comparación con el Real Madrid de Di Stefano, este equipo no era mejor o no era tan lucido como el de la década del 50, pero eso beneficia un poco más a cristiano porque en la época que brillo, también se encuentra su gran rival de toda su carrera, Lionel Messi, el mejor de la historia y esto claramente es un plus para el nacido en Madeira, ya que, ganar cuatro Champions en la época de Messi es un logro impresionante.

Y luego de 9 años al frente del club merengue, el astro portugués marcaria la increíble cifra de 450 goles en 438 partidos. Donde fue el máximo goleador de la liga en tres ocasiones y consiguió cuatro balones de oro mientras jugó con la camiseta blanca.

Finalmente, Cristiano Ronaldo ganaría 16 títulos, dos menos que Di Stefano hay que decirlo, de los cuales fueron cuatro Champions League, dos Ligas de España, tres Mundial de Clubes, tres Supercopas de Europa, dos Supercopas de España y dos Copas del Rey.

Con ustedes, el señor Champions. (Foto: Sopitas)

En conclusión, creo que es obvio que fue un estudio completo, en cuanto a logros conseguidos, tanto para el Real Madrid como personales y creo que ambos han hecho aún más grande al club, cada uno en su época.

Porque hay que decirlo, después de la salida de Di Stéfano del Real Madrid, el club siguió su racha ganadora de la mano de Paco Gento y al mismo tiempo, el futbolista argentino sin dudas que transformo la historia del Madrid, ya que, gracias a él consiguió las primeras grandes hazañas de la institución.

Y también es cierto, que quizás sin Ronaldo, no hubiera conseguido las cuatro Champions que consiguió porque el portugués, pese a que en las finales no fue tan influyente como Di Stefano, fue la clave para que el Madrid llegara a las instancias decisivas a causa de sus goles, que hoy en día lo tienen como el máximo goleador en la historia de la competición.

Mi veredicto es que la figura de Di Stefano pesa más que la de Ronaldo en Madrid, por el simple hecho de que cuando el argentino llegó al Madrid, el Real era solo un equipo de fútbol, pero cuando se fue era el mejor club del mundo por lejos, eso habla de importancia y la influencia de un jugador para convertir totalmente la historia de un club.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10