TOTTENHAM Y MIDDLESBROUGH EMPATAN Y JUGARÁN REPLAY

Este domingo el Tottenham empató por 1 a 1 con gol de Lucas Moura ante el Middlesbrough (gol de Fletcher) en el Riverside Stadium por la tercera ronda de la FA Cup. 



Para ambos este era el primer partido en esta competición en la temporada 2019/2020. Los locales, dirigidos por Woodgate, en busca de dar el batacazo alinearon un 5-3-2 con Tomás Mejías; Djed Spence, Jonny Howson, Dael Fry, Paddy McNair, Hayden Coulson; Adam Clayton, George Saville, Patrick Roberts; Marcus Tavernier y Ashley Fletcher. A pesar de que no vienen teniendo una temporada regular, ganaron los últimos cuatro partidos y llegan en plena forma a este partido.

En la vereda de enfrente, los Spurs dirigidos por Mourinho, apuntan todos los cañones a esta competición y por eso Mou puso lo mejor que tenía a disposición. Con el 4-2-3-1 que viene siendo habitual, alineó a Paulo Gazzaniga; Serge Aurier, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen, Ryan Sessegnon; Harry Winks, Eric Dier; Lucas Moura, Dele Alli, Christian Eriksen y Heung Min Son.

La primera etapa comenzó siendo sorpresiva ya que el Middlesbrough presionaba alto y dominaba la pelota. Igualmente esto solamente sucedió los primeros 10 minutos, porque después del Tottenham se hizo cargo de la posesión y el “Boro” se reclinó en búsqueda de un contraataque.
Esta primera parte careció de situaciones, pero las pocas que hubo fueron muy peligrosas. 
A los 7 minutos fue la primera, desde los pies de Eriksen, quien remató con mucha vehemencia a las manos del arquero. A los 2o recién llegó la segunda, también con Eriksen como protagonista. El danés tiró un centro por lo bajo y McNair en el intento de despejar, estuvo cerca de cometer un autogol. Dos minutos más tarde, llegó la primera y única de los locales. En una jugada con muchos rebotes en el área, Gazzaniga con una triple atajada evitó que se rompa el 0. La última del primer tiempo fue un centro de Aurier que Dele no pudo conectar de taco. 



El segundo tiempo fue una imitación del primero, nada más que tuvo dos emociones. Los Spurs dominaban la pelota y trataban de terminar las jugadas con centros ineficientes de Aurier. En el quinto minuto Roberts habilitó con un largo pelotazo frontal a Fletcher que quedó mano a mano con Gazzaniga que no pudo hacer nada ante la buena definición del delantero del Boro. A los 16 llegó el empate. Tras un excelente centro de Aurier, Lucas conectó de cabeza solo por el segundo palo y marcó el empate. Después del empate parecía que los Spurs habían encontrado el camino, pero fue solamente una ilusión. Se convirtió en una ilusión, porque Tomás Mejía tuvo una segundo tiempo extraordinario. Eso se vio en los minutos 73 y 80 cuando le sacó remates que tenían destino de gol a Lamela y a Lucas.

Así el encuentro finalizó igualado en uno y deberán jugar el “replay” para definir quién seguirá en la FA Cup.