La ventaja desaprovechada

Boca recibió a Independiente en el Alberto J. Armando cerrando la fecha  17 de la Superliga. En un partido donde la visita tuvo la mayoría de tiempo con un hombre de más y  no lo supo aprovechar, fue superior, pero gracias a la gran actuación de Marcos Díaz, el Xeneize no fue derrotado .Un empate en cero que no le sirve a ninguno de los dos ya que se sigue dejando puntos en el camino. 




       La noche de la Boca estaba expectante, era la vuelta de Miguel Ángel Russo a la Bombonera al mando del primer equipo de aquella ciudad, después de su paso en el año 2007. Un encuentro que en la previa se notaba que iba a ser peleado y disputado, por la historia que tiene este clásico y por las ganas que tenían los dos equipos de llevarse la victoria.


En cuanto al encuentro arrancó mejor el local, al principio Independiente no lograba tener el balón y solo podía llegarle al rival con pelotazos al área que no tenía mucho éxito. Sin claras chances de gol Boca dominaba el encuentro hasta, casi llegado a la mitad de la primera parte se quedó con un hombre menos por la expulsión de Carlos Izquierdoz, por doble amarilla, bajando a Pablo Pérez en la ultima jugada. A partir de ahí el "Rojo" aprovecho esa superioridad, de aquella falta al mediocampista, sale un tiro libre que Leandro Fernández remató bien pero Marcos Díaz rechazaba de mejor manera mandando la pelota al corner. De ese tiro de esquina en el centro cabecea Alan Franco y la pelota se estrellaba en el palo así una vez mas el local volvía a salvarse.
Independiente empezaba a mostrase superior pero le faltaba un poco más en la definición cuando llegaba al área rival, los de Russo se defendían bien con una buena actuación de Julio Bufarini que estaba atento. Al final de la primera parte una llegada mas para la visita, Lucas Romero remataba después de un rebote y si bien el remate fue bueno y en puntería al arco una vez más Marcos Díaz estaba bien ubicado y rechazó notablemente para defender su arco. Un primer tiempo que se va mostrando al equipo de Avellaneda que termina siendo mejor con más tenencia de pelota, pero que le faltó un poco más de seguridad a la de marcar los goles.



La segunda parte arrancó de la misma manera. Independiente tenía el control de la pelota pero sin poder aprovecharlo. De entrada Pablo Pérez que venía haciendo un buen partido, remataba al arco y la pelota se iba cerca del palo izquierdo de Díaz. En el transcurso del segundo tiempo los ingresos de Martín Benítez y Brian Martínez le dieron mas rodaje al ataque del Rojo pero seguía sin ser superior en su totalidad sabiendo que tenía un hombre de más. Superioridad que se iba a terminar a poco más de la mitad del complemento ya que Pablo Pérez que venía jugando bien, no se pudo controlar y golpea de manera muy brusca a Campuzano y recibe la roja directa perdiéndose así lo que restaba de este encuentro y el que viene frente a Rosario Central.


En los últimos minutos el partido se calentó y los dos equipos se desesperaban sabiendo que se iba el encuentro y ninguno encontraba la victoria. Boca buscaba abrir el marcador con un remate de Eduardo Salvio que se iba lejos frente al arco de un Martín Campaña que a lo largo de el partido no tuvo mucho trabajo. La última era para la visita una vez más por una contra que terminó en un remate del juvenil Martinez que atrapó sin problemas Marcos Díaz.


Sin mucho mas el encuentro terminó en un empate sin goles donde la visita mereció más pero no hizo lo suficiente para llevarse una victoria en la Bombonera y siguen sin sumar de a tres y lejos de los puntero. Boca por su parte dejó en el camino puntos y la chance de acercarse al puntero, justamente su rival de siempre River Plate.