La garra colchonera puede con el dominio culé

Otra dura derrota más de los azulgranas, recordando a los de Anfield y Roma, que deja a Valverde en la cuerda floja y a Xavi en Qatar, esperando a ver lo que ocurre con el txingurri.

Arrancó la primera mitad y el Barça era claro dominador, incluso llegando a recordar a su época de esplendor con una buenísima presión alta en campo rival y llegando a portería rival con mucha frecuencia.

Los datos hablan por sí solos, un 75% de posesión y 7 tiros de los de Valverde por 1 único tiro de los colchoneros, muestran la clara superioridad de los culés.

Oblak fue absolutamente clave, el esloveno sacó la de Messi, tras una pared en el área, sacó la de Griezmann, mano a mano después de una pérdida de Thomas, y sacó la de Luis Suárez, disparo desde cerca.

Nada más empezar la segunda parte, tras un despiste de los azulgranas, Koke adelanto al Atlético de Madrid; el Barça reaccionó rápidamente y Messi empató el partido para los suyos tras un jugadón y un derechazo imparable.

A los 61’ de partido el VAR anuló un gran gol de Leo Messi debido a una dudosa mano del argentino al controlar la pelota, pero un minuto después Griezmann remató a bocajarro e hizo el 2-1.

A los 78 minutos otra vez el VAR anuló un gol al Barça tras un dudoso fuera de juego de Arturo Vidal y tras este gol anulado cambió la dinámica del partido y empezó la épica remontada del Atlético.

Asi es el futbol; a pesar de 80 minutos de dominio, si te despiestas, lo pagas, y asi fue;el Barça se desconecto del partido y con goles de Morata en el 81 y de correa en el 86, el Atlético remontó el partido y se enfrentará al Real Madrid en la final.