El Liverpool sigue de fiesta

El equipo de Jürgen Klopp recibió el año con una nueva victoria en Anfield por 2 a 0 contra un Sheffield United que fue anulado completamente por el poderío de los “Reds”


El líder recibía en su casa a una de las revelaciones del torneo, un equipo recién ascendido formado casi en su totalidad por jugadores británicos que estaba luchando por alcanzar los puestos de competición europea.

El Liverpool no subestimó a su rival y salió con su equipo titular a enfrentar un partido que se avecinaba complicado, pero nada más empezar, Virgil Van Dijk envió un balón en largo a la banda izquierda para que Robertson se peleara con Baldock, quien desafortunadamente se resbaló y dejó el camino libre al lateral escocés que metió el centro atrás para que Salah definiera ante Henderson y así anotara el 1 a 0 en el minuto 3 del encuentro.

Luego del gol, el Sheffield reaccionó instantáneamente con una volea de John Lundstram que salió desviada y un disparo desde fuera del área de McGoldrick que Alisson despejó por encima del travesaño.

Tras esas dos ocasiones del equipo visitante, empezaría el dominio total del juego por parte del Liverpool, conservó la pelota durante todo el partido ante un Sheffield pasivo que no presionó y regaló el balón a su rival hasta tal punto que los “Reds” tuvieron más del 70% de la posesión durante casi todo el encuentro.

El mejor de la visita fue sin lugar a dudas el arquero Dean Henderson, quien en el primer tiempo le ahogó su segundo grito de gol a Mohamed Salah en dos ocasiones.

Ya en la segunda parte, los dirigidos por Jürgen Klopp siguieron controlando cómodamente el partido pero les faltaba claridad en el tercio final para concretar todas las oportunidades de gol que estaban generando, hasta que en el minuto 64 Alisson atrapó el balón luego de un centro e inició un contraataque con Robertson, que tocó para Sadio Mané quien, después de una pared con Salah, definió ante Henderson que tapó el primer disparo, pero no el segundo y el delantero senegalés festejó su onceavo gol en esta temporada de la Premier League.

El Sheffield pudo recibir varios goles más, pero su arquero no lo permitió, primero despejó una volea de Salah y luego le atajó un mano a mano a Mané.

El único disparo del equipo visitante, luego de las dos ocasiones del primer tiempo, llegó recién en el minuto 87 donde McBurnie no pudo conectar bien un centro, el balón salió débil y Alisson lo atrapó en la línea.

De esta forma, el Liverpool se reafirma en lo más alto de la Premier League y cierra la fecha 21 del torneo que dejó la tabla de posiciones de la siguiente manera:


-Leonel A. Porto / Twitter: @LeoAguss_15

Comentarios

Publicar un comentario