Paliza del Dortmund en su cumpleaños 110

Fue triunfo 5-0 del equipo de Favre frente al Fortuna Dusseldorf. De esta manera, se vuelve a meter en la pelea por una Bundesliga que está al rojo vivo.


La camiseta totalmente negra era por el aniversario 110 del club aurinegro, no porque el club estuviese de luto. No obstante, el juego del equipo dirigido por Lucien Favre necesitaba un desfibrilidador urgente, porque parecía no encontrar ni la consistencia ni el nivel necesario para pelear la liga y sobrevivir en la Champions League.

El BVB se encargó de despejar todo tipo de dudas con una lapidaria paliza al Dusseldorf. El dominio fue tan abrumador que el equipo visitante solo pudo patear dos veces al arco. El festival arrancó recién a los 42 minutos del primer tiempo. El Fortuna se estaba defendiendo con todas sus fuerzas tratando de evitar un gol del equipo local y salir de contraataque. Llegó un punto que el planteo de la visita se hizo inaguantable: jugadón de Brandt, asistencia de Piszczek y gol del capitán Marco Reus para abrir el encuentro.

El gol hundió al Dusseldorf. No fue el mismo equipo aguerrido del primer tiempo. Su defensa se tornó endeble, y las bestias en ataque que tiene el Dortmund, con ese tridente Sancho-Reus-Hazard más Brandt moviendo los hilos en el medio campo, se encargaron de explotar todo tipo de fallas.

En el minuto 58, Thorgan Hazard le ganó el mano a mano al arquero rival tras un pase de Jadon Sancho y la puso al lado del palo izquierdo del golero para poner el segundo. El propio Sancho (que le habían anulado un gol unos minutos antes) iba a ser el autor del tercero, después de una buena jugada con Reus, empujándola a arco vacío. En el 70', el capitán Marco selló su doblete, mientras que el extremo inglés también hizo lo propio cinco minutos más tarde, cerrando la goleada. De yapa, debutó el argentino Leo Balerdi, ex-Boca, con el equipo aurinegro, jugando los últimos 13 minutos.

El BVB parece haber renacido. Pero los de Favre tendrán el desafío con mayúsculas la semana que viene, cuando se enfrenten al Slavia Praga para tratar de sellar, si los resultados acompañan, la clasificación a los octavos de final de la UEFA Champions League.

Fue triunfo 5-0 del equipo de Favre frente al Fortuna Dusseldorf. De esta manera, se vuelve a meter en la pelea por una Bundesliga que está al rojo vivo.

La camiseta totalmente negra era por el aniversario 110 del club aurinegro, no porque el club estuviese de luto. Pero el juego del equipo dirigido por Lucien Favre necesitaba un desfibrilidador urgente, porque parecía no encontrar ni la consistencia ni el nivel necesario para pelear la liga y sobrevivir en la Champions League.

Comentarios