Lluvia de goles en Dortmund


En un partidazo por la fecha 16 de la Bundesliga, el Borussia Dortmund igualó 3-3 ante el Red Bull Leipzig en el Signal Iduna Park y se alejó de la punta tras dejar escapar un partido que se lo complicaron solos.


FOTO (@DieRotenBullen): Werner y Schick, los responsables de afirmar el liderazgo del Leipzig.

El Borussia Dortmund y el Red Bull Leipzig ofrecieron un partidazo cambiante y vibrante. Pero para Lucein Favre y sus dirigidos, el resultado del mismo será un dolor de cabeza cuando analicen en frío los errores garrafales que cometieron, que les costó quedar a 4 unidades de la punta y terceros en la tabla.

El Dortmund mostró dos facetas entre el primer tiempo y el segundo. En la primera mitad, el cuadro local salió con la mentalidad de arrasar, manteniendo la imagen da la goleada obtenida la jornada pasada ante el Mainz 05. Es así como después de algunas intervenciones de Peter Gulácsi, el arquero del Leipzig, fue incapaz de sostener un sablazo de Julian Weigl a los 23 minutos y marcó el primer tanto de la noche.

Mientras tanto, el que apareció al rato fue Julian Brandt para convertir el segundo para los suyos. A los 34’, el ex Leverkusen realizó una media vuelta, dejó en el camino a Dayot Upamecano para quedar de frente al arco y estampar el 2-0.

VIDEO (FOX Sports Sur): Resumen del partidazo entre el Dortmund y Leipzig

Sin embargo en el complemento cambió todo y lo que construyó el BVB, se derrumbó por errores propios. La primera fue del guardameta local Roman Bürki que salió a despejar de cabeza y le regaló la pelota a Timo Werener para que defina con el arco solo y así acortar distancias a los 47’. Luego a los 53’, Brant dio un pase atrás innecesario y le dejó servida la pelota a Werner para empardar el match.

Pero la intensidad no daba tregua en un duelo caliente. Tan solo 2 minutos después de la igualdad de los Toros Rojos, Marco Reus apareció por la banda derecha, soltó un pase al corazón del área y Jadon Sancho le devolvió la vida a la afición Negriamarilla poniendo el 3-2.

Ya teniendo la ventaja nuevamente, daba la sensación de que el Borussia iba tener todo encaminado. Hasta que Upamecano lanzó un pelotazo para que Nordi Mukiele le gane la espalda a Raphaël Guerreiro y le deje la pelota a Patric Schick en el punto de penal, para que llegué de atrás y estampe el 3-3 final en el Signal Iduna Park.

Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97   

Comentarios