Empate sin goles en un Clásico vibrante

Barça y Real Madrid empataron a cero en el Camp Nou en un Clásico que respondió a las expectativas que había creado, ambos equipos llegaban en un buen nivel, pero también con ganas de dar un golpe en la mesa y eso se notó en el terreno de juego.



El golpe en la mesa lo dió el Real Madrid, superando a los azulgranas en intensidad y juego; se notaron las ausencias de Arthur y Busquets, los de Valverde fueron totalmente superados en el centro del campo, debido sobre todo a la gran labor de Valverde y Casemiro por parte de los de Zizou.

Por parte del Barça, únicamente podríamos destacar las actuaciones de Pique y, como no, de Leo Messi; el primero por salvar a su equipo en varias ocasiones en las que el gol de 'Los Blancos' estaba cantado y el segundo por crear las ocasiones más peligrosas de los culés e incluso tuvo la oportunidad de empatar el partido tras un buen pase de Griezmann, pero el argentino remató 'al aire'.

Una parada de Ter Stegen a volea de Casemiro y un balón sacado bajo palos por Piqué, cabeceado también por Casemiro, fueron las mejores opciones blancas; por parte de los azulgranas, Ramos sacó la pelota bajo palos a remate de Messi y Alba, cruzó demasiado el toque decisivo frente a Courtois.

La polémica fue también protagonista en este Clásico,  el arbitro anuló un gol de Gareth Bale por fuera de juego en el minuto 71 de partido y los madridistas reclamaron dos penaltis a Varane, que inexplicablemente no fueron revisados en el VAR.


-Narek Mnatsakanyan
@Narek14