Empate entre el Norwich y el Tottenham para terminar el 2019

Este sábado se el Norwich y el Tottenham igualaron 2 a 2 con goles de Eriksen,Kane, Vrancic y Aurier (en contra) por la vigésima fecha de la Premier League en Carrow Road.



Los locales venían de dos derrotas al hilo y buscaban recuperarse, volviendo a la victoria después de un mes y cinco días (victoria por 2 a 0 ante el Everton). Para eso el técnico alemán, Daniel Farke, dispuso un 4-2-3-1 con los siguientes protagonistas: Tim Krul; Max Aarons, Christoph Zimmermann, Grant Hanley, Jamal Lewis; Alexander Tettey, Mario Vrancic; Emiliano Buendía, Marco Stiepermann, Onel Hernández y Teemu Pukki.

En la vereda opuesta, los Spurs, dirigidos por Mourinho, con una realidad completamente diferente. Desde que asumió el portugués volvieron a sumar seguido, como el pasado jueves que vencieron al Brighton por 2 a 1 y eso le permite estar quinto antes de este partido. Para seguir sumando y escalando en la tabla de posiciones, Mou decidió cambiar el dibujo táctico y planteó un 5-3-2 con Paulo Gazzaniga; Serge Aurier, Juan Foyth, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen, Ryan Sessegnon; Tanguy Ndombele, Giovani Lo Celso, Christian Eriksen; Dele Alli y Harry Kane.

La primera parte comenzó sin un dominio claro. Cuando un equipo perdía la pelota, las transiciones eran lentas y eso permitía que las defensas se acomoden. A pesar de que ninguno dominaba, el Norwich tuvo las más claras. A los 7 minutos llegó el primer remate cuando Lewis disparó desde lejos, pero muy desviado. Dos minutos después llegará nuevamente el Norwich, esta vez con un remate con la punta del botín de Stiepermann, pero Gazzaniga logró estirarse para hacer una gran atajada. La respuesta de los Spurs llegó a los 11 minutos, cuando Kane habilitó a Dele para que este defina, pero el remate se fue por arriba del travesaño. Cuatro minutos más tarde volverá a tener un mano a mano el conjunto visitante, pero el arquero de los Países Bajos le tapó el remate a Kane. Krul volvería a tapar un remate, pero esta vez a Dele, quien había rematado rasante en el minuto 16. Dos minutos después llegaría la primera emoción de este partido. Foyth perdió la pelota en la salida y se la llevó Vrancic. El bosnio encaró y remató desde la medialuna colocándola contra un poste. Luego el partido ingresó en una meseta y no tuvo más situaciones hasta el entretiempo. La única chance restante fue anulada a instancias del VAR por un offside milimétrico cuando Pukki había controlado con el pecho y definido al segundo palo convirtiendo el segundo de los “Canaries”.



El segundo tiempo fue todo para los visitantes. Desde el primer minuto se notaron los cambios introducidos por Mou en el entretiempo. Con los ingresos de Lucas y Davinson por Vertonghen y Foyth se vio una versión mucho más ofensiva de los Spurs. Justamente en ese primer minuto de la segunda etapa casi llega el empate, cuando Dele quedaba nuevamente mano a mano con Krul, pero esta vez Zimmermann fue quien salvó el empate barriendo. El empate igualmente iba a llegar a los 10 minutos desde el pie derecho de Eriksen, quien de tiro libre colocó la pelota en el ángulo e igualó el partido.

 Dos minutos más tarde el VAR volvió a ser protagonista anulando un gol a Dele. A pesar del imponente dominio del Tottenham, a los 15 llegaría el segundo del Norwich. Tras una jugada con muchos pases, Pukki quedó solo ante Gazzaniga y cuando el finlandés iba a definir apareció Alderweireld para barrer e impedir el disparo, pero la pelota salió eyectada y rebotó en Aurier que terminó convirtiendo en su propia puerta.



Los Spurs no se cayeron anímicamente y siguieron intentando, sobre todo con remates de afuera, como el de Lo Celso a los 20 o el de Eriksen a los 27, pero ambos fueron controlados por Krul. Igualmente a los 35 iba a llegar el 2 a 2. Kane se escapó por detrás de la defensa y cuando ingresó al área enganchó y Zimmermann le cometió falta, para que el mismo Kane defina desde los 12 pasos y empató el partido. Ninguno pudo tener alguna chance para marcar el tercero después del empate y por eso el encuentro finalizó 2 a 2.


 
De esta manera se termina el 2019 para ambos equipos, que no tendrán descanso, ya que el 1 de enero volverán a ver acción cuando el Norwich reciba al Crystal Palace y los Spurs visiten al Southampton.
Este resultado sigue dejando al Norwich en la última posición y al Tottenham en la quinta, que puede bajar, dependiendo los resultados del Manchester United, del Sheffield United y del Wolves.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO