Victoria y clasificación: Argentina está en octavos del Mundial Sub-17.

El combinado Nacional venció a Tayikistán por 3 a 1. De esta manera, ingresa a la próxima fase de la Copa del Mundo que se disputa en Brasil.



Los chicos de la Sub-17 de Argentina volvieron a pisar fuerte. Esta vez le ganaron a Tayikistán, en un partido que aseguró un lugar en octavos de final para la Albiceleste.

El Entrenador, Pablo Aimar, decidió cuidar a algunos jugadores y puso en cancha a otros, para darles rodaje futbolístico. Una idea que podía salir muy bien como muy mal. Sin embargo, los chicos le dieron un buen regalo de cumpleaños, ya que el ex futbolista festejaba sus 40.

Primeros minutos del partido y los rivales ya incomodaban a la Selección. Mediante una presión asfixiante, recuperaba la pelota y jugaba directamente al ataque. 

Pasados los primeros 20 minutos iniciales, se presentó una curiosa situación. El juvenil Cano desbordó y atacó por el sector izquierdo, ingresó en el área y recibió un corte del defensor rival, mediante una barrida. El árbitro consultó al VAR, donde estuvo 3 minutos, y decidió que no era penal cuando sí lo era. El muchacho de Vélez exageró la caída, pero existió el contacto.

Argentina no bajó los brazos, y llegados los 37 minutos, una pelota para Velazco, que manejó con tranquilidad y eliminó la marca, terminó asistiendo mediante un centro a Orozco, que cabeceó la pelota hacia el arco y marcó el primero.

La Selección se fue al descanso con el dominio del partido, y empezó el segundo tiempo también dominando. Tal es así, que Godoy dominó una pelota, se metió al área a pura gambeta y asistió a Godoy, que solo tuvo que empujar la pelota, hacer el gol y darle tranquilidad al equipo.

Se presentó algo adverso para Argentina. En una jugada rápida, el arquero Ríos Novo chocó con el delantero rival, el árbitro sancionó penal y Tayikistán descontó. El suspenso se hacía presente en el estadio.

La Selección no permitió que el suspenso y las dudas se adueñaran del partido. Por eso, en una recuperación en tres cuartos de cancha, Matías Palacios en la puerta del área hizo una maravilla, asistió con una gran pirueta y taco a Godoy, que finalmente puso el 3 a 1 final.

Argentina hizo un correcto partido, tuvo la tenencia de la pelota, supo aprovechar momentos para atacar, sin entregarse a la desesperación, incluso tras el descuento de los rivales. Lo mejor se vio en el final. Los chicos consolaron a los juveniles de Tayikistán, que quedaron eliminados de la competencia. El lado humano siempre es más importante que todo, y Pablo Aimar es el responsable de ello. 

La Albiceleste se aseguró el segundo puesto de su grupo, y el jueves se medirá por los Octavos de Final contra Paraguay.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39

Comentarios