Un triunfo para respirar

Rosario Central venció a Godoy Cruz por 5 a 2 en el Gigante de Arroyito y tomó aire en su lucha por mantener la categoría.



En un partido que tuvo de todo el conjunto rosarino logró una victoria vital y se alejó momentáneamente de la zona roja, mientras que el Tomba, que había conseguido una victoria la fecha pasada, sigue sin hacer pie y se complica de cara al torneo que viene.

El partido comenzaba con un asedio constante del Canalla contra el arco de Mehring, a tal punto que al minuto de haber comenzado el encuentro el conjunto local se ponía en ventaja con un gol en contra de Tomás Cardona. A partir de ese momento la visita no hacía pie y la Academia de lo llevaba por delante, así llegó el segundo, pero de inmediato el Tomba reaccionó y tras un mal retroceso de la defensa rosarina Nahuel Arena aprovechó y facturó.

El Expreso empezaba a jugar y Central no podía tener la pelota, tuvo chances para empatar el partido pero no pudo, pero lo que el Tomba hacia de mitad de cancha hacia adelante no podía hacerlo hacia atrás, con errores defensivos que lo condicionaron, uno de esos errores se dieron al final del primer tiempo, Ciro Rius quedó sólo entrando a la medialuna y sacó un remate que descolocó a Andrés Mehring y ponía arriba al Canalla por 3 a 1 y llevaba tranquilidad al hincha y a Cocca.

El segundo tiempo empezaba con un Godoy Cruz decidido a ir a buscarlo, con el ingreso de Tomás Badaloni para hacerle compañía al “Morro” el Tomba iba con más actitud que con juego y así encontró el descuento a través del recién ingresado. El conjunto visitante era más y complicaba al Canalla, pero todo cambió con la expulsión de Arena, Rosario Central se empezó a hacer fuerte y a animarse, así llegaría el gol de Fabián Rinaudo. Luego del gol la visita se quedó sin ideas y el que apareció para poner cifras finales al partido fue Nahuel Molina.

Ahora Rosario Central visitará a River el próximo domingo a las 11 de la mañana, mientras que Godoy Cruz recibirá a Independiente el sábado a las 20 horas.



Autor: Sebastián Echegaray
Twitter:@sebaechegaray13

Comentarios