Se le escapó sobre el final

En un partidazo por la fecha 13 de la Premier League, el Manchester United igualó 3-3 ante el Sheffield United en el Bramall Lane y se mantiene en la zona media de la tabla a 9 puntos de los puestos de Champions League. 


FOTO (@ManUtd): Con su tercer tanto, Rashfotd llegó a los 10 goles en 11 partidos jugados.

El Manchester United demostró en un partido, la bipolaridad e irregularidad que muestra en lo que va de la temporada fecha tras fecha. Es decir, pasó de ir perdiendo de manera categórica, a meterse de nuevo en partido tras darlo vuelta en menos de 10 minutos, para finalmente terminar derrochando tres puntos a nada del pitazo final. 

El Sheffield United, una de las revelaciones del fútbol inglés que marcha sexto en la tabla, venia entonado con un invicto de seis partidos. A raíz de esto, a los 20 minutos, Lys Mousset apareció por el sector derecho, le lanzó un centro a John Ludstram el cual David De Gea logró desviar, pero el revote le favoreció a John Fleck para abrir el marcador.

Por su parte, el United también trató de reponerse con algunas arremetidas, pero se toparon con un buen bloque defensivo del conjunto local. De todas formas, ya en el complemento, a los 52’ Fleck le sirvió el balón a Mousset y este sacó un remate raso a la izquierda de De Gea para estampar el segundo.

Sin embargo, la magia del fútbol intervino en este duelo y en tan solo 9 minutos, los Red Devils empardaron y dieron vuelta el match de manera parcial. La primera empezó de los pies de Daniel James  con un pase al medio del área que fue despejado por el zaguero local. Luego, el balón le cayó a Brandon Williams y cruzó un remate que lo dejó sin chances al arquero Simon Moore a los 72’.

Al ratito, a los 77’ entró en el acto Marcus Rashford quien levantó la cabeza para ver a Mason Greenwod en la media luna, para que este último se anticipe a los defensores y sorprenda al arquero de Los Sables. Mientras que a los 79’ Daniel James se juntó y asistió a Marcus Rashford para que de vuelta el pleito con un 3-2.

Pero, lamentablemente para Ole Gunnar Solskjaer, a nada de terminar el partido, los suyos perdieron 3 puntos calves en el cierre. En tiempo añadido, Oliver McBurnie estableció el empate definitivo para cerrar el duelo con un 3-3.



 Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97




Comentarios