Hagan espacio al tango del Cagliari

Los hombres adecuados en el momento adecuado para un comienzo de la liga casi histórico. Cada vez vuela más alto sobre las alas del entusiasmo el Cagliari, hoy cuarto en la clasificación en Serie A y en plena carrera por la Champions League. Está conquistando a todos con su calidad y con muchas armas a su disposición: compactación y determinación son las virtudes de un grupo que ahora no quiere dejar de soñar.

24 puntos acumulados después de 12 partidos de campeonato: mejor que Roma y sobre todo Nápoles, con los partenopei separados en tres puntos de la Europa que cuenta. Un viaje impresionante que permitió a los rossoblù del entrenador Maran ganar en la casa de los azules de Ancelotti y empatar al Olímpico contra la Roma de Fonseca. Victoria fundamental lograda también contra la sorprendente Atalanta: síntoma de una magia destinada a durar mucho tiempo.



Sin embargo, al principio del campeonato las sensaciones no parecían del todo positivas, sobre todo después de la cesión del top player cagliaritano, Barella. Vendido al Inter el pasado mes de julio, el presidente Giulini tuvo que reconstruir la segunda línea de Cagliari dibujando un centrocampo explosivo, de sustancia. En Sardegna llegaron tanto Rog, en préstamo de Nápoles, como el ex Boca Nandez: 18 millones de euros en las cajas de los argentinos para la compra más costosa de la historia del club. Como si eso no fuera suficiente, ha llegado más determinación con el regreso de Radja Nainggolan, expulsado del ínter y renacido en lo que una vez fue su hogar.

El cuarto puesto de Cagliari, a pares con la Lazio tercera en la clasificación, nace también de la sintonía entre Joao Pedro y el ‘Cholito’ Simeone: diez goles en dos que permiten al artillero rossobù Pavoletti recuperarse sin prisa después su lesión. Con él también el portero Cragno está parado en los boxes, pero entre los postes el ex Roma Olsen está impresionando a aficionados y apasionados. En cambio, Klavan, el ex Liverpool, de nuevo decisivo a su segundo campeonato en Sardegna, volviò a hacer la voz fuerte en defensa.



Lo que los isleños han exhibido hasta ahora es un gran fútbol, hecho de cantidades en los espacios anchos y de calidad en los momentos decisivos. El técnico Maran ha conseguido construir un 11 agresivo y explosivo, deseoso de emerger incluso en los momentos más difíciles, y la clasificación le está dando razón. Después de 12 partidos, Cagliari ya no màs un cuento de hadas.

Giuseppe Coppola

Comentarios