En Porto Alegre mando yo


Con el cabezaso de Pedro Geromel y el bombazo de Romulo Borges, Gremio venció por 2-0 al Internacional en la fecha 30 del Brasileirao en el Arena do Gremio y se quedó con el clásico de la ciudad.

FOTO: Romulo sentenció el clásico con un golazo.


Con firmeza y con mucha autoridad, Gremio se quedó con el clásico de Porto Alegre. Venció por 2-0 al Internacional ante su público y busca meterse en los puestos de acceso directo a la Copa Libertadores 2020.

En el primer tiempo, el Tricolor parecía tener todo más claro. Se lo veía mejor plantado, mostraba que tenía más recursos para ganar el pleito y a través de su dupla defensiva Pedro Geromel – Walter Kannemann, mostraba firmeza en el fondo.

El local, gran parte de los primeros 45 minutos estuvo volcado en tres cuartos de cancha. A Raíz del posicionamiento en el campo de juego, el conjunto de Renato Portaluppi provocó que los suyos lleguen demasiado al área rival. Eso sí, lo malo era que la falta de resolución en el último pase para finalizar la jugada, generó que el grito sagrado se postergue por unos minutos.

El primer aviso claro se dio a los 19’. Rafael Galhardo ejecutó un tiro libre, la pelota rebotó en la barrera y en la continuidad de la acción sacó un bombazo violento donde Marcelo Lomba respondió a puro reflejo para rechazar.

VIDEO: Resumen el vibrante clásico de Porto Alegre

Ya pasada la media hora, el dueño de casa tomó la posta y pudo capitalizar el primer grito sagrado. A los 33 minutos, Alisson Euler lanzó un milimétrico centro al corazón del área, Geromel se elevó más que todos y conectó de cabeza para poner el 1-0 parcial.

El inicio del complemento mostró lo vibrante que estaba el partido. Primero fue un zapatazo de Everton Sousa que dejó el primer palo temblando. Después fue nuevamente Everton el protagonista, quien arrancó en velocidad, quedó mano a mano con Lomba, este salió a cortar y en la segunda jugada, quiso ganar la pelota con tanta violencia que le permitió al árbitro sacarle la roja directa.

Condicionado por la ingenuidad que cometió el golero, el Inter entró en un pozo del cual no podía salir. En consecuencia estaba mareado, nervioso y sin ideas, permitiéndole a su clásico rival tenerlo contra las cuerdas. Tal es así que a los 77’ Eduardo Gabriel se trepó por la banda izquierda, soltó un pase a la medialuna, Romulo llegó a esa posición y con todo el arco de frente fabricó un sablazo que puso el 2-0 para sentenciar el derby de Porto Alegre.


Una perla escalofriante del clásico

VIDEO: La locura de Lomba. El arquero Interista quedó mano a mano con Everton, y en el afán de ganar la pelota, se tiró a la misma de una manera criminal directo a barrer a su oponente. Además, para completar la acción agarró la pelota con sus manos fuera del área.

FOTO: Los reflejos de Everton. A penas vio al guardameta, el propio jugador atinó a esquivarlo y pegar un salto para evitar que se lo lleve puesto. Dato no menor, el atacante dle Tri estaba en fuera de juego.




Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97

Comentarios