El Chelsea de Lampard sigue en racha.

El equipo de Frank Lampard se prendió en la pelea por el titulo derrotando 1-2 a un débil Watford que se encuentra en el ultimo lugar de la tabla de posiciones. Los goles del encuentro lo convirtieron Tammy Abraham y Christian Pulicic para el visitante, mientras que Gerard Delofeu descontó para el equipo local.

Christian Pulisic slots in the second!
Pulisic definiendo ante Foster para poner el 0-2 Parcial.

El balón comenzaba a moverse en Vicarage Road y se jugaba un duelo más que importante por la Jornada numero 11 de la Premier League. Watford necesitaba la victoria para, así, poder soñar con alejarse de los lugares de descenso directo hacia la segunda división. Del otro lado estaba el todopoderoso Chelsea, que de la mano de unas de sus leyendas como director técnico, precisaba la victoria para ubicarse en tercer lugar y soñar con con el trofeo de liga.

El partido se desarrolló de la manera previsible: Un Chelsea dominante que no le daba respiro al conjunto local, que tenia la posesión absoluta de la pelota, aunque sin profundidad alguna. Este hecho cambió apenas a los 4 minutos del cotejo cuando el joven estrella Tammy Abraham convertía gracias a un pase de cirujano del italiano Jorginho. El delantero del Chelsea llegó a los 9 goles con Los Blues.
A pesar de lo que muchos podíamos pensar, el Watford continuó utilizando la misma formula: cederle la pelota a los visitantes y apostar a transiciones rápidas de la mitad del campo hacia el arco de Kepa.  El equipo de Quique Sánchez Florez no presentaba reacción alguna.

Las triangulaciones entre Kovacic, Jorginho y Mount agregado a la velocidad de William y Pulicic Eran las claves del equipo londinense. El conjunto local no tenia la capacidad de poder crear una jugada de peligro y tampoco poseía ese hombre dentro del campo que los lidere anímicamente y futbolísticamente. Los desbordes de Dealofeu eran lo único destacable de la "Yellow Army". El español fue el más peligroso por parte del Watford en la primera mitad.

Se abrió el telón de la segunda parte y el partido no cambiaba su desarrollo. Foster, el arquero del conjunto local, se convertía en figura negando el gol a Mount tras un gran remate del ex Derby County. La suerte no iba a seguir acompañando al guarda-metas. A los 54 minutos de la segunda mitad, tras un centro raso de Abraham, la pelota solo tuvo que tocar el pie de Pulicic para tener destino de red.
Las diferencias entre los dos equipos eran cada vez mayores y opuestas. Cada ataque de Chelsea conllevaba un peligro inminente en el arco de Foster y por el lado del local prevalecía la energía antes que el juego.
El equipo de Londres tuvo innumerables ocasiones para aumentar aun más la ventaja, pero había una pared  abajo de los tres palos del Watford.

Cuando decimos que el fútbol es uno de los deportes mas hermosos del mundo es justamente por que hasta el minuto 90 puede pasar cualquier cosa, y este partido no seria la excepción. El Chelsea, cansado de su propia ineficacia, empezó a ceder terreno y el Watford comenzó a arrimarse al arquero Español que no había tenido casi trabajo en el cotejo.  A los 76 minutos Deulofeu, el hombre más determinante en el local, cae tras un toque de Jorginho y el  arbitro Anthony Taylor, tras acudir al VAR, decide cobrar penal para Watford. Lampard no lo podía creer: el rival estaba en una meseta futbolística y consigue este penal que lo ponía a un gol del empate. El español no perdonó y el partido estaba 1-2.

El conjunto local intentó pero no pudo vencer la valla del arquero Blue que paró en la ultima jugada del partido un cabezazo de Foster (si, el arquero). Y finalmente Chelsea logró la victoria sufriendo por su propia ineficacia de cara a la portería. Watford hace 11 partidos que no conoce la victoria, mientras que Los Blues lograron su séptima victoria al hilo en condición de visitante.

En la pelea por el titulo Chelsea deberá enfrentar a gigantes como Liverpool y Manchester City... ¿Pero quien le quitara la ilusión, basada en un juego prometedor, a el joven equipo de Frank Lampard?

Iván Ondrejka Fernandez.
@ivanondrejka


Comentarios