¡De pie Colón, es una orden!

El sabalero no pudo con Independiente del Valle, que se consagró campeón de la Conmebol Sudamericana. Los ecuatorianos le ganaron 3 a 1 a los santafesinos en una final atípica.

Casi 40.000 personas acompañaron a Colón de Santa Fe en este camino hacia Paraguay. Y cada una de esas personas hizo algún sacrificio. Algunos más y otros menos. Jorge pedaleó desde San Javier hasta Paraguay, varias parejas postergaron su boda, los regalos de cumpleaños pasaron a ser entradas y colaboración para el viaje, sorteos, venta de auto o moto. El hincha sabalero se tomó de forma literal el "dejo todo me voy a ver la negro".
Otras casi 20.000 personas se juntaron en el templo sabalero, en su segunda casa, para ver por pantalla gigante el partido de sus vidas. En Santa Fe no quedó nadie, ni siquiera Los Palmeras que fueron los encargados, junto a una banda ecuatoriana y Luis Fonsi de dar apertura a la cita. ADN sabalero, saco rojo, moño, camisa y pantalón negro. La olla estalló cuando al ritmo de nuestra cumbia santafesina empezó a sonar el bombón asesino y seguido a esto una canción de cancha que empezó con un "no hace falta que les diga que soy raza" acompañado de la imagen de un hincha que lloraba desconsolado, porque esta final tenía todo lo que seguramente soño.
Final atípica dije. Viento, y un tormenta que se avecinaba. El árbitro brasilero pegó el pitazo inicial y a los pocos minutos empezó un diluvio incesante.  A los 25' Luis Fernando León le da la primera cachetada la rojinegro convirtiendo  un tanto al favor de los ecuatorianos. 

El partido se vió interrumpido debido a la semejante caída de agua, que no dejaba rodar la bola. 45 minutos fue el lapso de suspensión y espera para que Claus reanude el partido. Se continuó, los sueños y la esperanza sabalera, ahí firmes. Mojados, empapados, pero de fiesta. A los 42' Jhon Jairo Sánchez convierte el 2-0 para Independiente, y Colón que no le encontraba la vuelta futbolísticamente.
Entretiempo y esperanza de un cambio de actitud colonista. A los 9' del segundo tiempo, Luis Miguel Rodríguez, tenía el sus pies la esperanza del pueblo sabalero, cuando tuvo que patear un penal que lo contuvo el arquero rival. Pablo Lavallén iba por todo, más ofensivo que nunca, después de algunos cambios,
el equipo quedó parado con tres en el fondo. De esa forma logró generar todo lo que no pudo antes, llegó al arco rival, tuvo alguna ocasiones de peligro, e incluso el gol que revivió a los hinchas al minuto noventa, de la mano de Olivera. Pero también de esa forma, ofensivo y con tres defensores fue que Independiente del Valle vió más espacios y a los 51' Dajome sentenció el partido, lo sella convirtiendo el 3 - 1 definitivo.
Pero es mentira que lo único que sirve es ganar. Porque Colón lo dio todo. Se encontró con un equipo que fue superior futbolísticamente, claro. Pero el sabalero fue local. La Nueva Olla fue roja y negra. Arriba Colón, de pié Colón ¡Es un orden!
Porque el hincha quiere más a Colón que a su propia vida, porque están locos por vos. Porque el plantel, cuerpo técnico, las 40.000 personas en Paraguay, las 20.000 en el Brigadier López, y cada uno de los hinchas distribuidos en cada rincón del país, ya ganaron. Ganaron porque el mundo habló de Colón, porque Argentina fue Colón. Porque lograron emocionar a todo un país, que se prendió a la TV y se le puso la piel de gallina con Los Palmeras, con la fiesta sabalera. Porque los pibes y la pibas dejaron todo por vos. Porque el abuelito fue a verte en silla de ruedas, porque un loco de la azotea caminó para verte.
Y como dice un relato histórico de una de la voces más conocidas de Santa Fe: "¡Vamos Colón, arriba, de pie! Por aquellos locos lindos que se juntaron, por esa bandera roja y negra que te acompaña por los confines del mundo, y flamea digna en los cielos. ¡Vamos arriba Colón viejo!... Por tu historia, por tus goles,por tu camiseta, por tu gente, por Colón. No ves Colón que tu gente se muere por vos"
Colón de Santa Fe es subcampeón de la Conmebol Sudamericana, es mentira que lo único que sirve es ganar. Porque Colón es grande por su gente.
Camila Gómez
@CamiGomezzz_

Comentarios