Argentina venció a Camerún y se encamina en el Mundial Sub-17.

Los chicos de la Selección dieron vuelta un resultado adverso y triunfaron. De esta manera se acomodan muy bien en su grupo.



Los dirigidos por Pablo Aimar lograron su primer triunfo en el Mundial Sub-17 que se está disputando en Brasil. De esta manera, Argentina se ubica segunda en el Grupo E, debajo de España, que solo los separa la diferencia de gol.

Fue un primer tiempo un tanto turbulento para la Selección. Tal es así, que Camerún golpeó primero. Fue un córner ejecutado que terminó en un cabezazo de Benjamin Francois. 

El VAR también está presente en esta competencia. Y esta vez se hizo escuchar mucho. Los asistentes le informaron al árbitro que ambos penales, los cuales al principio habían sido sancionados para Argentina, no lo eran. Esto fastidió mucho a Aimar, que se fue al entretiempo con un enojo evidente. 

Pero lo que era enojo para el Entrenador, pasó a ser sonrisas. Sus jugadores lograron tomar el dominio del partido y no se quedaron en las protestas por los penales mencionados. 12 minutos pasaron de iniciado el Segundo Tiempo y Argentina encontró el empate. Mediante un córner que se encargó Ceballos, parecía que la pelota se perdía pero con dificultad se quedó en el área. Con complicidad del arquero rival, Flores solo empujó la pelota y llegó la igualdad.

Ese gol fue el envión anímico que necesitaba la Selección, que cuatro minutos después, tras una pelota larga que dominó Ceballos y otra pésima salida del arquero, que terminó marcando al jugador Argentino junto con un rival en la raya de fondo, dejando el arco vacío. Ceballos tocó atrás y Krilanovich, sin exigencias, empujó la pelota. Argentina se ponía en ventaja.

Camerún no se quedó atrás y quiso ponerse a la par de Argentina. Con presión alta, casi logran el empate en los pies de Eba, pero su remate dio en el travesaño. Aprovechando sus despistes en el fondo producto del ataque masivo, la Selección liquidó el partido tras otro pelotazo y desborde por el sector izquierdo, que terminó en un pase a Godoy, y definió de frente al arco. Así, los de Pablo Aimar sellaban su victoria.



Los chicos de la Sub-17 se recuperaron del golpe inicial con Camerún, con buen juego y muchas ganas, dieron vuelta un resultado, lograron tres puntos necesarios y sobre todo un importante envión anímico, con lo que esto significa en los Juveniles. El próximo domingo, el duelo es ante Tayikistán, donde Argentina querrá ganar y quedarse con el primer puesto de su grupo.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39

Comentarios