Argentina rescató un empate agónico contra Alemania.

La Selección perdía 2 a 0 contra Alemania en Dortmund, lejos de darse por vencida, logró el empate en los minutos finales del partido.



La Selección Argentina, conducida por Lionel Scaloni, afrontaba su primer partido contra un Seleccionado Europeo bajo esta conducción técnica. Si bien los primeros minutos no fueron favorables para la Albiceleste, el Entrenador supo interpretar qué necesitaba el equipo y logró el empate en el estadio del Borussia Dortmund.

El lado izquierdo de Argentina no estaba bien, por allí vinieron los 2 goles Alemanes repentinos. El primero, Serge Gnabry anticipándose a los defensores de la Selección y cruzando el remate ante la salida del arquero Marchesín.

Marcos Rojo subió al ataque e intentó un caño que tuvo sus malas consecuencias, la pelota fue robada por Emre Cam, condujo Gnabry que le cruzó la pelota a Havertz y solo tuvo que empujarla hacia la red. Ya en 21 minutos del primer tiempo, Argentina caía 2 a 0 contra los Campeones del Mundo en Brasil 2014.

No fue para nada un buen primer tiempo de Argentina. No encontraba espacios y la diferencia física se hacía notar. Alemania era más rápida, en pases, en movimientos, todo lo que la Selección no podía igualar.

Notando esto, el Entrenador Lionel Scaloni decidió corregir algunas cosas para apostar a un nuevo sistema de ataque en Argentina. Lo primero fue la presión, no quería que Alemania manejara la pelota desde la salida y por abajo. Acuña y Ocampos fueron dos cambios acertados. Así, la Selección comenzaba a hacer funcionar sus engranajes.

Lejos de darse por vencida, Argentina no bajaba los brazos y ante sus notorio mejoramiento, fue por más. El cambio de Paulo Dybala, de flojo partido, por Lucas Alario resultó ser la sonrisa de la Selección. Un centro de Acuña desde la izquierda fue el detonante para un excelente cabezazo del Pipa y así lograr el descuento parcial para la Albiceleste.

Ese gol fue necesario para que el equipo fuera por más. Alario salió de su zona de confort, el área, y se encontró con un pase de Leandro Paredes. Condujo la pelota hacia el área y terminó soltándola para Ocampos, que definió al palo derecho de Ter Stegen. La Selección lograba el empate cuando el partido se terminaba.


Argentina tuvo un primer tiempo para el olvido, donde en los primeros minutos y caía por dos goles de diferencia. Sus errores defensivos fueron muy groseros, pero por fortuna Lionel Scaloni supo interpretar el juego y sus cambios resultaron mejor de lo esperado. Ahora, la Selección se mide contra Ecuador, rival de las Eliminatorias para el próximo Mundial, y sin dudas también será un partido de mucha medida.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39





Comentarios