Yugoslavia, la potencia perdida del fútbol

La selección del fútbol de Yugoslavia fue una de las grandes potencias en la historia, desde la desintegración del país, solo Croacia se mantuvo en la elite mundial.

En el transcurso de la historia, varios países se han extinto y dejaron existir como tal en las competiciones deportivas, pero sin dudas, el caso mas resonante es la del la República democrática federal de Yugoslavia, que hace mas de 25 años se desintegró para formar varios países independientes, de las cuales siete, son afiliadas a FIFA.

Para conocer este post, hay que realizar una pequeña reseña histórica de este reinado, que paso a ser una república tiempo después para finalmente desintegrarse para darle origen a países independientes.
En 1926, se reconoció al Reino de Yugoslavia al reinado conformado por yugoslavos, croatas, bosnios y eslovenos. Luego de la segunda guerra mundial, cuando el reinado fue invadido en 1941 por Alemania, tras el triunfo de los aliados, en 1945 se reconoció al territorio como la República democrática federal de Yugoslavia. En 1963, el territorio se amplio, congregando además de los ya mencionados yugoslavos, croatas, bosnios y eslovenos, a los repúblicas socialistas de Macedonia, Serbia y Montenegro, pasando a denominarse República federativa y socialista de Yugoslavia. Esta fue la república que mas perduró en el tiempo, hasta la guerra yugoslava de 1991, donde cuatro de las seis repúblicas se separaron y la nueva República Federal de Yugoslavia solo contenía los territorios de Serbia y Montenegro, hasta la separación definida en 2003, cuando Serbia y Montenegro se consolido como país independiente, pero a los pocos años, ambas naciones también se independizaron siendo autónomos.

De aquella Yugoslavia post guerra mundial, hoy existen 7 países diferentes, que en el transcurso del tiempo, por distintas cuestiones (casi siempre bélicas), consiguieron su autónoma. Croacia, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Macedonia, Montenegro y Kosovo, quienes participan en los campeonatos organizados por la FIFA.

Yugoslavia, fue una de las grandes potencias del mundo fútbol durante muchos años. Su primera participación fue en Brasil 1950, cuando quedo en el quinto lugar, sin haber superado la fase de grupos, donde derroto a Suiza y México, y cayo ante el local, a punto de lograr un gran golpe, ya que de haber igualado ante Brasil en la ultima fecha del grupo, lo hubiera eliminado. Tras dos malas actuaciones en Suiza 54 y Suecia 58, participó por primera vez de una Eurocopa en 1960 disputado en Francia, donde logró llegar a la final, cayendo por 2-1 ante la Unión Soviética. Dos años después, en el Mundial de Chile, logró llegar a semifinales, donde quedo en el cuarto lugar al caer ante los locales, siendo esta, su mejor resultado en copa FIFA. Volvió a ser finalista en la Euro de 1968 disputada en España, mientras que en su país, organizo el certamen continental en 1976, donde llego a semifinales. Se destacó también en el mundial de Italia 1990, donde quedo eliminada en cuartos ante Argentina en penales, a partir de allí, comienza la historia de los países separatistas de Yugoslavia.

Para la Euro de 1992, Yugoslavia estaba clasificada, pero tras la guerra de 1991 y la separación de varios países, fue retirada del certamen. Pese a ello, la última participación con el nombre de la República Federal de Yugoslavia en un mundial fue en 1998 en Francia, donde justamente, comienza la historia de Croacia, el país con mejor resultado de la ex nación.

En ese certamen, Yugoslavia consiguió pasar a octavos de final, donde iba a quedar eliminada ante Holanda al caer por 2-1, siendo su último partido conocido por ese nombre. En esa copa, como mencionamos, apareció Croacia. Con jugadores nacidos en la vieja Yugoslavia, como el caso de Davor Suker, su máximo referente, capitán y goleador, que en 1990 había defendido los colores de Yugoslavia en 1990. Los Croatas lograron en su debut mundialista, llegar a semifinales, donde cayeron por 2-1 ante los anfitriones, pese a eso, el triunfo ante Holanda en el tercer puesto, fue el primer gran paso de los croatas en la historia del fútbol.

En el 2000, la Eurocopa se repartió entre Holanda y Bélgica, donde fue la ultima participación de Yugoslavia como tal y por primera vez, Eslovenia participó de un torneo como país independiente. Los yugoslavos y eslovenos compartieron el grupo C, enfrentándose en el debut, con un apasionante 3-3. Yugoslavia consiguió avanzar de ronda, mientras que Eslovenia quedo eliminada. El último partido de los yugoslavos, fue con derrota contra Holanda por 6-1.
En 2002, ya con Yugoslavia extinta, Croacia y Eslovenia estuvieron presentes en Corea-Japón, donde ambas tuvieron una floja actuación, quedando eliminadas en fase de grupos.
Para el 2004, en la Euro disputada en Portugal, solo Croacia estuvo como representante de la ex Yugoslavia, quedando eliminada en fase de grupos, misma situación que le ocurrió en el Mundial de Alemania 2006.

Justamente, en aquella cita mundialista, por primera y única vez, participaría la unificada Serbia y Montenegro, pero con un atenuante, ambas naciones se habían separado semanas atrás, cuando el 5 de Junio de ese año, Montenegro declaraba su independencia, por lo que se dio por primera y hasta ahora única vez, que participe una federación ya inexistente en un torneo organizado por FIFA. Serbia y Montenegro tuvo una pobre actuación, donde luego de caer 2-1 ante Holanda en su debut, quedo eliminada al ser goleada por Argentina por 6-0, finalmente, se despidió con derrota por 3-2 ante Costa de Marfil.
Croacia volvió a ser la única representante de la ex república en la Euro de 2008, donde cayó por penales ante Turquía en cuartos, mientras que en 2010, solo estuvo presente Eslovenia, que nuevamente no pudo superar la primera fase. En la Euro de 2012, Croacia quedo eliminada en fase de grupos mismo resultado que en Brasil 2014, donde por primera vez jugaría Bosnia y Herzegovina, que tampoco pudo superar el grupo que compartió con Argentina. En la euro de 2016, Croacia caería ante Portugal en octavos, mientras que fue en Rusia 2018, su mejor resultado en una competencia oficial, al caer en la final ante Francia.

No solo fue la primera final para un equipo de la ex Yugoslavia, sino que fue el único país que logró llegar a un partido definitivo en un mundial de la FIFA.
Pese a que de Croacia es la gran potencia que quedo de lo que alguna vez fue Yugoslavia, grandes jugadores pudieron armar un gran plantel si aún se mantendría la vieja nación. Entre los destacados, encontramos a Predrag Mijatovi, quien jugó entre otros, en el Real Madrid entre el 96 y 99, jugó en la selección de Yugoslavia en el mundial del 98. Siniša Mihajlovi, recordado por ser un central con una pegada prodigiosa, emblema de Lazio a fines del 90, también defendió la selección yugoslava en 1998. Robert Prosinecki, jugó en Barcelona y Real Madrid, nació en Alemania, pero por su padre, tenia nacionalidad yugoslava y de su madre croata, selección en la que fue figura en el histórico tercer puesto de Francia 98, también jugó en el mundial del 2002. Pero seguramente, el más recordado es Davor Suker, el goleador del Real Madrid, que al igual que Prosinecki, en 1990 defendió a la selección de Yugoslavia y en 98 a Croacia. Alen Boksic, es otro histórico que también jugó mundiales con ambas selecciones.
Además, otros grandes jugadores que nacieron en la ex nación balcánica, Dejan Savicevic, Zvonimir Boban, Igor Tudor, Dragan Stojkovic, Dejan Stankovic, Savo Milosevic, Luka Modric, Ivan Rakitic, Edin Dzeko, Miralem Pjanic, Samir Handanovic, Mateja Kezman entre otros.

Informe: @AlanPietra

Comentarios