Un Kichán suelto en Los Ángeles

Analizamos los primeros pasos de Cristian Pavón en la MLS, su adaptación al sistema de Guillermo Barros Schelotto y al juego de la liga estadounidense.

Fuente: LAGalaxy/Twitter

Las adaptaciones a una nueva liga y a un nuevo país suelen ser muy difíciles. Sin embargo, este no fue el caso para Cristian Pavón. Después de unos meses muy flojos en Boca, Gustavo Alfaro tomó la decisión de no tenerlo en cuenta. "Kichán" no tenía el mismo interés ni las mismas ofertas que en junio del año pasado, cuando disputó el mundial de Rusia. Sin embargo, apareció una luz de esperanza desde Los Ángeles: el Galaxy apareció y puso la plata (préstamo con cargo y opción de compra) para llevárselo por expreso pedido de un viejo conocido para el jugador: Guillermo Barros Schelotto.

El "Mellizo" ya sabía de antemano lo que le podía traer Pavón al equipo angelino: explosividad, velocidad, gambeta y llegada al gol por los costados. Sin embargo, GBS le está dando un nuevo rol a Kichán, incluso más protagónico del que tenía en Boca. El cordobés ya no es más un extremo que se estaciona en la banda y no sale de su zona de confort, donde genera mayor peligro para sus marcadores. Ahora, en el Galaxy, está mucho más involucrado en el juego. Guillermo le dio confianza para tener las llaves del ataque de su equipo, incluso bajando por momentos a recibir la pelota en la mitad de la cancha y atacar con el arco de frente y no por afuera.

Su sociedad con Zlatan Ibrahimovic está progresando, principalmente, por este motivo. Pavón es el que da el pase final, el que decide qué camino va a tomar cada ataque del partido. Un buen ejemplo de esto es el gol de Zlatan en el clásico de "El Tráfico" contra el LAFC de Carlos Vela.


El ex-Boca arranca la jugada casi en mitad de cancha y, en vez de encarar para afuera, tira la pelota por el medio de dos defensores, les gana en velocidad y se manda por el medio. Lo más llamativo de la jugada es la cabeza levantada de Kichán, tomándoselo con calma y analizando la situación que tiene enfrente suyo. Zlatan le tira una buena diagonal (con un poco de complicidad de los centrales), Pavón le da el pase perfecto y el sueco sacude para el 1-0. ¿Cuando se lo vio al Pavón creador y asistidor en Boca? Nunca.

Al jugar más por el medio, a Pavón le tocan las tareas defensivas por esa zona, tapando a los mediocampistas rivales. Su primer gol con la camiseta del Galaxy nos muestra todas las cartas en su baraja que puede jugar en su estadía en la MLS. Quite rápido, combinación con el otro cordobés del equipo, Favio Álvarez, salida explosiva en velocidad y finalización de la jugada al estilo Pavón que todos conocemos, solo que del lado izquierdo: enganche y derechazo fuerte al palo del arquero.



La confianza de Guillermo es un factor clave para Pavón. Ese cambio anímico le ha dado una seguridad clave al jugador, que juega cómodo y rodeado de buenos y habilidosos compañeros como Zlatan, Álvarez y los hermanos Giovani y Jonathan Dos Santos. Aún así, el Galaxy está peleando por clasificar a los playoffs, después de una primera mitad de temporada muy sólida y un notorio bajón de rendimiento. Por lo tanto, Kichán, Ibra y compañía tendrán que ponerse las pilas en estas últimas semanas del calendario para terminar en los puestos de la post-temporada.

El mismo Pavón se da cuenta de que en la MLS va a ser más protagonista. "Acá puedo hacer mi juego, en Argentina -al recibir la pelota- ya tenía un hombre encima y no podía ni girar", declaraba el cordobés a la página oficial de la liga norteamericana. Por más que el nivel en Estados Unidos no sea el mismo que en Argentina, va a haber que seguirlo de cerca al ya-no-tan extremo. Al tener una opción de compra de 20 millones de dólares al final de su préstamo, el Galaxy se va a pensar dos veces en comprarlo. Si llega a volver a Boca con ese nuevo gen de creador de juego que está desarrollando, en Argentina puede ser muy peligroso. Si se queda en Los Ángeles, el fútbol europeo puede llegar a ser su siguiente paso. Además, Lionel Scaloni declaró en las últimas horas que está siguiendo sus rendimientos para una eventual convocatoria a la selección argentina. A no perderle el ojo a Kichán.

Santiago Núñez
Twitter: @SantiagoNunezC

Comentarios

Publicar un comentario