Ser inteligente

Verano movido para el Valencia en todo sentido, que tiene que reponerse ya que afronta triple competencia y aún está en el amanecer de las certámenes.


Situación impensada desde todo punto de vista para el conjunto Che, ganó la Copa del Rey, tuvo un gran final de temporada en liga y una digna participación en Europa League (también quedó afuera en fase de grupos de Champions). Este buen andar, suponía unos meses calmos para Marcelino y compañía, pero sucedió todo lo contrario.

Se empezó a derrumbar con la irreconciliable relación entre Alemany y el propietario del club, Peter Lim, continuó con la no llegada de Rafinha por falta de dinero y la de ningún volante creativo, que el DT pidió y lo terminó con la venta truncada de Rodrigo al Atlético Madrid, que tuvo al jugar en vilo en las últimas semanas.

Todos estos acontecimientos golpearon a un plantel, que no arrancó de la mejor manera la liga (4 puntos de 9) y que no tiene al entrenador confiado. Además en el sorteo de la Champions le tocó un grupo complicado junto a Chelsea, Lille y Ajax.

Lamentablemente puede empeorar la situación para el club, ya que Peter Lim quiere reembolsar gran parte de su inversión y ni los jugadores ni los fanáticos están seguros de que va a ser el futuro de un club que mejoró mucho con respecto a los últimos años (volvió a ganar un título tras más de 10 años).

Todos juntos deben ser inteligentes para salir airosos de este problema, donde poco a poco están quedando solos sin apoyo dirigencial.

A favor:
Las competencias recién iniciaron, aún tiene tiempo de remontar
Tiene juveniles destacados y una delantera que genera envidia
Su DT es muy capaz de sacarle jugo a un plantel corto

En contra:
La relación plantel – dirigentes está rota
Rodrigo no está metido en el equipo, ya que estuvo a nada de ser vendido
La triple competencia le puede jugar para mal sino administra bien el plantel Marcelino

Juan Marcos Denise
@juanmdenize

Comentarios