se mantiene en lo mas alto


En el día de ayer San Lorenzo venció, como local,  2 a 1 a Unión de Santa Fe y de esta forma, se mantiene como líder de la Superliga Argentina. Los goles fueron anotados por Ángel Romero y Bruno Pittón, con la inexorable ley del ex, para los locales y descontó Ezequiel Bonifacio para la visita.
Resultado de imagen para union san lorenzo
Un clima ideal en el Nuevo Gasómetro para un partido que prometía muchísimo. Por un lado los dirigidos por Juan Antonio Pizzi, buscaban mantener su invicto y seguir punteros del torneo, que es su único objetivo, por lo menos hasta fin de año. Por el otro  el duro conjunto de Leonardo Madelón, que llegaba con dos derrotas consecutivas y quería romper la racha.
El ciclón empezaba teniendo la iniciativa y en la primera del encuentro, se dio la conexión que todos esperaban y que sueñan que se repita muchas veces más. Oscar Romero ejecutó el córner y apareció solo su mellizo, Ángel, para cabecear contra un palo y poner las cosas 1 a 0.
El tatengue tuvó una jugada clarísima, a los 16 del primer tiempo. Una serie de toques, termina con un pase perfecto entre líneas de Nelson Acevedo, para poner mano a mano con el arquero a Gastón Comas, el juvenil se sorprendió y su disparo fue detenido por Nicolás Navarro.
Tres minutos más tarde, una buena combinación entre Víctor Salazar y Ángel Romero, el ex Rosario Central llegó hasta el fondo y tiró el centro. El envió paso por toda el área pero por detrás, apareció Bruno Pittón para bajarla y rematar, el disparo se desvió en Yeimar Gómez y dejó sin respuestas a Sebastián Moyano. El santafesino no lo podía creer y no grito el gol por su pasado en Unión.
Parecía que pintaba para goleada del equipo local pero a los 37´de la primera mitad, Jalil Elías asistió desde la mitad de la cancha a Ezequiel Bonifacio. El ex gimnasia de la plata eludió al arquero y definió para poner el descuento.
En el segundo tiempo, sucedió una jugada insólita. En el minuto 83, Gerónimo Poblete se va hasta el fondo y recibe la falta de Damián Martínez, que se va expulsado por doble amarilla. En esa misma acción, cuando el hombre de San Lorenzo estaba en el piso Jonathan Bottinelli le pega un pelotazo y el árbitro amonesta al defensor que sigue protestando y pocos segundos después, también es echado. La visita perdió dos jugadores en cuestión de instantes.
Poco sucedió después, el equipo de Boedo, con espacios pudó liquidarlo con remates de Oscar Romero y un gol anulado de Adam Bareiro, pero nada logró cambiar el resultado final. Con esta victoria el cuervo se ubica como único puntero, hasta que juegue Boca Juniors. Mientras que los rojiblancos acumulan 3 derrotas consecutivas (Newell’s y Lanús las otras dos)

Comentarios