La Lazio se recupera y hunde al Genoa




Por la sexta fecha de la Serie A, se enfrentaban, en el Olímpico de Roma, dos equipos con realidades muy distintas. Por un lado, la Lazio venía de perder la fecha pasada contra el Inter y quería reivindicarse con el objetivo de volver a los primeros puestos. Por el otro lado, el Genoa no estaba teniendo un gran comienzo de campeonato y tenía la obligación de sumar puntos para escaparle a la zona de descenso.

El local salió con todas sus armas en los primeros minutos, mostrando una gran intensidad tanto para atacar como para recuperar la pelota. Es por eso que, a los cinco minutos, Sergej Milinković-Savić sacó un zurdazo espléndido y esquinado que fue imposible de parar por Radu (el arquero genovés). Así las cosas, comenzaban con el pie derecho para los dirigidos por Inzaghi.

A su vez, el Genoa se despertó en el partido y buscaba inquietar por los costados al equipo “lacial”, que sufría las contras de los visitantes. Por ende, la figura de Strakosha empezaba a hacerse presente en el partido con tres atajadas espectaculares, aunque la más sobresaliente fue el cabezazo que le tapó a Romero con su mano izquierda.

El equipo de la capital seguía aumentando su poderío ofensivo. A los treinta y cinco minutos, tras una gran jugada colectiva, Luis Alberto definía cara a cara contra el arquero y marcaba el segundo tanto de la Lazio. La alegría duró poco, ya que el VAR hacía su aparición en el partido y le anulaba el gol al español por una falta previa de Milinković-Savić en la mitad de la cancha.

Este hecho no fue problema, porque minutos más tarde, el rumano Radu marcaba un golazo al ángulo luego de un lanzamiento desde la esquina. Ahora sí, Simone Inzaghi estaba más tranquilo.
Luego del descanso, el partido se mostraba muy “planchado”. Los dos equipos no tenían tanto ritmo como en el primer tiempo. Por eso, Inzaghi mandó a la cancha a Felipe Caicedo para aumentar la diferencia. Así fue, porque a los cincuenta y nueve minutos el ecuatoriano marcó de zurda el tercer tanto para los “laciales”. A partir de allí, el dominio fue de los locales, más allá de alguna aproximación de los dirigidos por Aurelio Andreazzoli.

Casi en el final del cotejo, Luis Felipe armó una jugada “maradoneana” y asistió a Ciro Immobile, que no perdonó y marcó el cuarto tanto. Este gol fue muy significativo tanto para el delantero como para su DT, ya que luego de algún cortocircuito entre ambos, todo terminó en un gran abrazo de reconciliación.

Una victoria que lo deja sexto a la Lazio, pero sobre todo en puestos de competiciones europeas, uno de los objetivos de la temporada.

Por la parte de los genoveses, el momento es crítico y se encuentran en el penúltimo puesto de la tabla. No será una temporada sencilla para los de Andreazzoli, que tienen mucho que mejorar colectivamente.

Mati_Rufino

Comentarios