Ganó con suspenso

Por la jornada 6 de la Bundesliga, el Bayern Münich venció 3-2 con un poco de sufrimiento al Paderborn con goles de Gnabry, Coutinho y Lewandowski en el Energieteam Arena y se mantiene como único líder del torneo. 

FOTO: Lewandowski y su cuota goleadora le dio la tranquilidad a Niko Kovac.

Como de costumbre, el Bayern Münich sigue sumando en la Bundesliga. Esta vez ante el Paderborn, el equipo sacó tres puntos que, con el correr de los minutos, casi se les escapan sobre el final.

Los Bávaros tuvieron un primer tiempo fenomenal. Expusieron su superioridad, marcaron la diferencia e hicieron lo que quisieron ante un débil rival que parecía entregado desde el primer minuto. Ya para los 15', Philippe Coutinho lanzó un pase que salteó a la defensa del local y asistió a Serge Gnabry para poner el 1-0. A partir de ahí lo del Bayern fue un monologo, ya que dominó las acciones en todo momento. 

Pero la tranquilidad que le dio su rival, lo llevó a despilfarrar varias ocaciones que a lo largo le iban a costar caro. De hecho, la jugada más peligrosa que tuvo el dueño de casa fue producto de un error de Thiago Alcántara en un pase a Manuel Neuer que casi termina en gol en contra.

VIDEO (FOX Sports Sur): Resumen del cambiante 3-2 del Bayern vs Paderborn.

El comienzo del complemento parecía una continuidad del primer acto. Los de Niko Kovac siguieron por la misma senda y así llegó el segundo tanto. La fórmula, mismos interpretes - diferente goleador: pase de Joshua Kimmich, Gnabry recibió y asistió a Coutinho para que marque el 2-0 solo bajo el arco a los 55'.

En el tramo final, los de Münich entraron en un bache, donde mostró varias debilidades en el fondo y esto lo aprovechó el elenco Azul y Negro para tratar de descontar. Y así fue. A los 68' Mohamed Dräger se junto con el recién ingresado Kai Pröger y este último descontó para los suyos.

Una vez cerca, los del Norte de Westfalia se agrandaron, fueron por la épica y generaron algunas aproximaciones que le hizo pasar varios sustos a Kovac. Pero lo que podía ser un milagro, se terminó apagando luego de que Robert Lewandowski ponga el 3-1 con una definición magistral a los 79'. eso si, aun había más, porque para cerrar el duelo Jamilu Collins se quedó con un despeje y sacó un cañonazo desde lejos para estampar el 2-3 definitivo a los 84'.

Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97

Comentarios