El Inter llega a la cima y desafía a la Juve


Por la quinta fecha de la Serie A, se enfrentaban dos equipos con mucha historia en el campeonato italiano. Por un lado, el Inter de Antonio Conte buscaba alcanzar la cima del campeonato para comenzar a mostrarse como un fuerte competidor de la Juventus (el campeón de las pasadas ocho temporadas). Por el otro, la Lazio de Simone Inzaghi, un equipo enfocado en meterse en puestos de Champions League, aunque esta tarde en el Giuseppe Meazza buscaba acercarse a tres puntos de la “Vecchia Signora”.


En la primera parte, el dominio del balón se notaba muy parejo y con ambos equipos tratando de llegar con mucha gente a las respectivas áreas. El equipo de la capital de Italia había avisado por medio de un remate de Joaquín Correa, que fue detenido por el arquero local.

Minutos más tarde, tras un excelente centro desde la izquierda de Biraghi, Danilo D'Ambrosio conectó la pelota y la envió dentro del arco de Strakosha. Así, la afición del "neroazzurro" no paraba de delirar de la emoción, como así también su entrenador, quien les pedía paciencia luego del 1-0.

A partir de allí, el local entró en un momento de incertidumbre futbolística en la mitad de la cancha. Handanovič tuvo que lucirse en un mano a mano frente a Correa, quien no supo definir con claridad; luego contuvo un disparo muy esquinado del lateral “lacial” Bastos; y en tercera ocasión respondió a  un tremendo zurdazo del “Tucu” Correa, quien estaba sufriendo la categoría del portero.

En la segunda parte, se notó el cansancio por el esfuerzo que habían hecho los dirigidos por Inzaghi. A su vez, el Inter tenía posesión de la pelota y lograba llegar con mucha facilidad, aunque le faltaba el “toque final” a los conducidos por Conte. Hay que destacar que el arquero “lacial” también tuvo su trabajo tapándole un mano a mano al joven centrocampista Barelli, quien tuvo un excelente partido.

Con el partido a favor de los locales, Conte quería ir por más y mandó a la cancha a Lautaro Martínez y Alexis Sánchez. El argentino ingresó al campo de juego muy enérgico, generando errores de los centrales visitantes. Su única oportunidad se fue por centímetros del palo derecho del arquero de Lazio. Por el lado del experimentado extremo, se mostró con muchas ganas y logró que, mediante su categoría, le cometieran faltas que hicieron pasar el tiempo.

La frase que se dice en este tipo de partidos es que hay que ganar como sea, y más contra uno de los "fuertes" del torneo. Así fue, el Inter suma tres puntos sin jugar bien y es líder de la Serie A con puntaje ideal, mostrándole a la “Juve” que este año no la va a tener tan fácil. Se viene un torneo apasionante.

@Mati_Rufino

Comentarios