El Bicho invicto y el Lobo sin DT

Argentinos Juniors derrotó 1-0 a Gimnasia y Esgrima de La Plata y lo dejó sin director técnico, tras la renuncia de Hernán Ortiz. El autor del gol fue Matko Miljevic.
Imagen
Matko Miljevic celebrando su primer gol como profesional.
Calor al sol y frío a la sombra, ese era el clima de la recién empezada tarde de sábado en el Diego Armando Maradona, donde Argentinos Juniors buscaba mantener su invicto en esta Superliga Argentina de Fútbol ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, que necesitaba ganar para salir del último lugar de la tabla de los promedios.

Facundo Tello pitó el arranque del partido y el balón comenzó a rodar en La Paternal. Las primeras jugadas del partido fueron a favor del equipo de casa, quien con suma destreza y habilidad en los pies de Matko Miljevic y la experiencia de Santiago Silva, formaba una dupla sumamente peligrosa para la visita, que, como se suele decir en el lunfardo, "no daba pie con bola".

Los ataques del Bicho tenían una particularidad: comenzaban desde las bandas y finalizaban por el centro. Así fue como a los 11´, Miljevic corrió desde la izquierda y, esquivando a tres jugadores platenses, remató con toda su fuerza al arco, aunque el balón, al desviar en Marco Torsiglieri, se mandó a guardar, desatando todo el furor de los hinchas locales. El joven de 18 años marcó así su primer gol como jugador profesional.

Vale destacar que en los minutos finales de la primera parte, Elías Gómez fue otro de los estandartes ofensivos que ofrecía el equipo de casa, ya que sus desbordes por la izquierda o sus remates desde afuera del área, eran peligrosos para Alexis Martín Arias, arquero visitante.

Los últimos 45´, tuvieron muchas menos acciones en los arcos que la primera, ya que el equipo de Diego Dabove se ocupó por atacar con menos hombres y defender con más, mientras que la visita, para sorpresa de propios y extraños, no tenía como privilegio, al parecer, marcar e igualar el partido. A los 71´, Khalil Caraballo, delantero paraguayo que hacía su debut, le dio una fuerte patada en la cara al arquero Lucas Cháves y vio la roja. De esta manera, el conjunto platense se quedaba con diez hombre en el terreno de juego.

Sin más que agregar, Argentinos Juniors supo enfriar el partido y mantener el resultado, mientras que Gimnasia de La Plata no tuvo eficacia ni precisión; tan sólo cuatro remates al arco en todo el partido. Vale destacar que Hernán "Indio" Ortíz renunció a la dirección técnica del Tripero.

Lo más reciente para el Tifón de Boyacá es el partido del próximo sábado, cuando desde las 17 horas, y en el estadio de Arsenal de Sarandí, se enfrentará a Lanús, por los octavos de final de la Copa Argentina.

-Tomás G. Bohórquez Corvaro.
Twitter: @TomasPeriodismo

Comentarios